“7 CRITERIOS PARA UN VOTAR EN LAS ELECCIONES”

0
8

Por: + Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, L.C. |Obispo Prelado de Cancún-Chetumal | @PedroPablObispo | FB/PedroPablObispo

Involucrarse en el proceso electoral superando la indiferencia El voto es un derecho inalienable y un deber fundamental y por ello hay que acabar con el abstencionismo. Nadie debería privarse de votar. La Iglesia Católica no tiene ni avala un partido político o un determinado candidato, pero sí invita a sus fieles y, en general, a todos los ciudadanos, a involucrarse en la política con la participación en el debate democrático con seriedad y responsabilidad.

2.- Reforzar con el voto el comportamiento ético de la sociedad para acabar con la corrupción Es inmoral e ilegal comprar y vender votos por dinero, regalos o puestos, pues esta práctica no sólo vicia el mismo proceso democrático, sino que atenta contra la dignidad de la persona y el desarrollo integral de todos.

  1. Exigir campañas transparentes que favorezcan la unidad Pensemos en el bien común; superemos peleas, insultos, fanatismos, descalificaciones, mentiras y faltas de respeto que provocan más división y violencia. Las campañas políticas que se sustentan en intereses particulares, que se financian ilícitamente o que derrochan injustamente el dinero atentan contra la democracia y generan confusión en el electorado.

4.- Analizar cuidadosamente la trayectoria y las propuestas de los candidatos Para dar nuestro voto responsablemente, tenemos que llegar a la convicción moral de que la persona, el proyecto político y el equipo de trabajo que se eligen aportarán realmente al bienestar de todos los ciudadanos.

  1. Pensar en las necesidades más urgentes Pensar en las problemáticas y las posibilidades que tiene el país. Elegir adecuadamente a los candidatos que logren poner en marcha soluciones de fondo.

6.- Elegir a los que tengan más sensibilidad social México necesita ser gobernada por personas íntegras, honestas, dignas, competentes, capaces de vencer la corrupción y la violencia, que se preocupen por la salvaguarda de la casa común. Debemos elegir a quienes quieran afrontar las situaciones de injusticia, pobreza, enfermedad, drogadicción, desempleo y falta de oportunidades; a quienes estén decididos a comprometerse con los más pobres y puedan poner su mirada en todos aquellos que son excluidos y marginados.

7.- Votar por quienes están a favor de los valores éticos Debemos afrontar, con claridad y determinación, la colonización ideológica de opciones políticas y legislativas que contradicen valores fundamentales y principios antropológicos y éticos arraigados en la naturaleza del ser humano. Apoyar con el voto siguiendo la enseñanza de la Iglesia, a quienes defiendan la dignidad de la persona, la vida en todas sus etapas, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, el derecho primario de los padres en la educación de sus hijos, la libertad religiosa y las instituciones democráticas.

Orar mucho para el que Espíritu Santo guíe e ilumine nuestra decisión. Así sea.