ALGUNOS CUESTIONAMIENTOS ACERCA DE LA CORRUPCIÓN Y LOS MEDIOS IMPLEMENTADOS PARA SU COMBATE

0
114

Por: Imelegal | @IMELEGAL

El tema de la corrupción no es algo novedoso en nuestro medio. Data, al menos desde el punto de vista de su combate institucional, formal, del sexenio del licenciado Miguel de la Madrid y la Renovación Moral de la sociedad que su gobierno enarboló (1982).

De entonces a ahora, ha habido aportes loables los tres órdenes de gobierno y también desde la sociedad civil.
Destacan reformas a nuestro marco legal de las que derivó la creación de nuevos entes como la Secretaría de la Contraloría General de la Federación. La Auditoría Superior de la Federación. Una Comisión para la Transparencia y el Combate a la Corrupción en la Administración Pública Federal. El Instituto Federal de Acceso a la Información; entre otros; mismos que han ido transformándose y son los antecesores de organismos que hoy tienen a su cargo importantes tareas en esta lucha.

A estos, en el presente sexenio federal, se sumó un Sistema Nacional Anticorrupción el que, básicamente, quedó conformado por un Comité Coordinador encabezado por un ciudadano y un Comité de Participación Ciudadana, seleccionado por académicos reconocidos. Se emitieron, con la finalidad de prevenir actos de corrupción, un Código de Ética, protocolos de actuación y mecanismos de autorregulación. Se establecieron diversos instrumentos de control para la rendición de cuentas, y; en diversas leyes relativas, se plasmaron las sanciones que pueden derivar por los actos y omisiones en que pudieran cometer los servidores públicos y los particulares. Este modelo federal, fue replicado, en lo fundamental, en las Entidades Federativas.

Con estos breves antecedentes, y por la situación que hoy se nos presenta, respecto de la percepción que existe de México y los mexicanos, surgen cuestionamientos como los siguientes:

¿Tenemos remedio frente a la corrupción?, ¿Se le ha dado la verdadera dimensión a la corrupción o ha sólo servido como bandera para atacar a los enemigos políticos o para justificar otras carencias y males mayores?
¿Debe el ciudadano participar en el combate a la corrupción?, ¿Hay condiciones propicias para que lo haga?, ¿Qué tareas deber quedar a cargo del ciudadano?, ¿Las establecidas en el Sistema, son suficientes?; ¿Interesa a nuestros gobernantes terminar con la corrupción?, ¿Y a los ciudadanos?

De resolverse la corrupción en México; ¿qué se soluciona, verdaderamente, para la sociedad en su conjunto?, ¿Basta con ello para avanzar al pretendido primer mundo o al menos para superar males como la pobreza, la falta de educación de calidad o de oportunidades, o de salud?; ¿con eso alcanza?
¿Se cuenta con las Instituciones y mecanismos necesarios?, ¿El flamante Sistema Anticorrupción es lo esperado?,¿Nació muerto como algunos afirman?, o, en su caso; ¿éste puede ser la base?, ¿Qué le sobra o falta?
Éstas y otras preguntas no tienen una respuesta simple, y desde luego no son todas ni representan las inquietudes de todos los actores sociales.

Baste para invitar a la reflexión y convocar a la participación de todos en su combate, en un tema que a todos importa.