AMLO AÑO 1, 4T

0
109

“AMLO ha caído en 11.7 por ciento en aprobación en las encuestas, pero termina este año con mucha mejor aceptación que la de los presidentes de los pasados dos sexenios: Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.”

La captación de 26 mil 055 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED), representa un crecimiento de 7.8 por ciento comparado con el mismo periodo de 2018. Sin embargo de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) México se encuentra recesión técnica desde la primera mitad del 2019.

Escribir una reflexión sobre los primeros 12 meses de gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador resulta un ejercicio periodístico de suma complejidad. No solamente es López Obrador el presidente que llegó a la máxima magistratura de México con la mayor votación proporcional, sino también ha sido el que ha logrado mantener apabullantes índices de aprobación, sin menoscabo a la provocación de contrates ideológicos que chocan con la forma y el fondo en sus acciones de gobierno y Estado.

Así pues, este 1 de diciembre Andrés Manuel López Obrador cumple su primer año como Presidente de México y llega a esta fecha con una aprobación del 58.7 por ciento de acuerdo con cifras de la encuestadora Massive Caller. Si bien es cierto que ha caído en 11.7 por ciento en comparación con el inicio de su gobierno, también es cierto que AMLO termina este año con mucha mejor aceptación que la de los presidentes de los pasados dos sexenios: Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

Sin lugar a dudas, los temas que han marcado desde ya el sello de esta administración federal tienen que ver con la insistente política de austeridad republicana, la reorganización para mejorar la distribución de los ingresos y una política nunca antes vista de comunicación directa emprendida por el mismísimo presidente, ejecutada por él mismo a través de sus conferencias de prensa mañaneras que inobjetablemente son ya un sello histórico para éste gobierno.

Uno de los temas que parecen haber quedado en el pasado pero que en su momento representó un suceso de enormes dimensiones para afrontar fue el éxodo de miles de migrantes procedentes de Centroamérica, quienes cruzaron la frontera sur de México en numerosas caravanas en su camino hacia Estados Unidos. Derivado de esta situación que con los meses fue creciendo, el gobierno federal se enfrentó a las amenazas del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien amagaba con fuertes aranceles comerciales contra México de no verse resuelta esta crisis y frenado el flujo migrante. En una acción fulminante, el gobierno mexicano inició un bloqueo en la frontera sur, tomó acciones inmediatas y logró superar la que pudo haber sido una crisis mucho mayor.

Uno de los retos más importantes de ésta Cuarta Transformación ha sido el tema económico. Si bien existen algunas cifras positivas como la captación de 26 mil 055 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED), en lo que representa un crecimiento de 7.8 por ciento comparado con el mismo periodo de 2018. En contraparte a esto el crecimiento de la economía mexicana de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) se encuentra recesión técnica desde la primera mitad del 2019.

La política de austeridad del gobierno llevó a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Sin embargo, lo paradójico del tema es que cancelar el proyecto era tan caro como terminarlo. Y más aún, la cancelación del mismo pudo incidir en acelerar la crisis que padece la industria de la construcción desde hace varios años.

Por otro lado la inflación para este año se espera que sea de 3,8%, menor a la registrada en 2018 que fue de 4,9%. Y los pronósticos de desempleo indican una cifra de 3,4% este año, similar al del período anterior (3,2%).

El otro gran reto de la Cuarta Transformación tiene que ver con la inseguridad . De acuerdo con las cifras del INEGI, durante lo que va del año 2019 más de 36 mil personas han sido asesinadas violentamente. Si bien esto tiene que ver con lo cuantitativo, en lo cualitativo han ocurrido dos sucesos que han marcado ya el tema de la seguridad en este inicio de sexenio. Por una parte esta el asesinato de nueve integrantes de la familia Lebarón en Sonora, incluyendo menores de edad. Y por otra parte estuvo la liberación de Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo Guzmán, luego de un fallido operativo en Culiacán, Sinaloa.

Otro tema relacionado con la seguridad al que AMLO enfrentó de manera nunca antes vista fue el del llamado “huachicol”, o robo de combustible. AMLO modificó la estrategia de gobiernos anteriores por un plan para atacar las causas de la delincuencia acompañándolo con una estrategia de becas y empleo a jóvenes. Así mismo se creó la Guardia Nacional. Sin embargo, la estrategia contra la inseguridad esta apenas por verse si da los resultados esperados. sin embargo, no ha logrado contener la violencia. En lo que va de este año se han cometido más de 29.000 homicidios, según el Inegi.

Un tema igualmente histórico fue la negociación del T-MEC que recién electo presidente el 1 de julio de 2018 AMLO tuvo que intervenir con su equipo en lograr una positiva renegociación.  Trump amagaba con sacar a Estados Unidos del acuerdo pero los  negociadores de López Obrador destrabaron la negociación para el T-MEC y en octubre de 2018 se concretó un nuevo acuerdo llamado Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Finalmente ha sido Carlos Slim quien ha explicado de manera más sencilla y clara la visión de este primer año de Gobierno, argumentando que si bien la economía no ha crecido y la inseguridad se ha disparado, se han sentado las bases para que los cambios propuestos por la Cuarta Transformación de México empiecen a dar resultados en este próximo 2020. Como dicen: al tiempo.