CAE EL PETROLEO MEXICANO

0
48

El petróleo mexicano cae a su peor nivel desde 2003; se cotiza en 21.50

La mezcla mexicana de petróleo de exportación rompió el piso de 22 dólares por barril y perdió 57 centavos por tonel en la jornada de este martes para ubicarse en 21.50, su precio más bajo desde abril de 2003. Así, al comienzo del año el crudo mexicano hiló su octava sesión consecutiva de pérdidas.

Al mismo tiempo, Petróleos Mexicanos (Pemex) afirmó que su costo de producción promedio es menor a 10 dólares por barril. Incluso, dijo, en algunos casos es inferior a siete.

Este nivel de costos implica que las actividades de producción de Pemex continúan siendo rentables, aun con la disminución reciente de las cotizaciones internacionales de los hidrocarburos, afirmó la petrolera.

Pero el optimismo de la empresa productiva del Estado parece no estar respaldado por los mercados. La mezcla mexicana de exportación mantiene un registro de pérdidas consecutivas este 2016. En lo que va del año, el precio del crudo de México ha retrocedido 5.87 dólares por barril, desde 27.37 con que cerró 2015. Esa caída en la cotización representa un retroceso de 21.44 por ciento desde el 31 de diciembre pasado.

Aun así, Pemex creyó oportuno informar que mantiene uno de los costos de producción más bajos a escala mundial, con un promedio menor a 10 dólares por barril en los campos actualmente activos. Incluso, en algunos pozos de aguas someras es inferior a siete. Ese nivel, señaló,incluso ha disminuido recientemente, debido a un efecto cambiario derivado de la apreciación del dólar, ya que la mayoría de los servicios que se utilizan en esos campos están contratados en pesos y ello implica que las actividades de producción de Pemex continúan siendo rentables, pese a la disminución reciente de las cotizaciones internacionales de los hidrocarburos.

La compañía mexicana subrayó que, con base en los reportes anuales presentados ante la Securities and Exchange Commission por diversas empresas de la industria, sus costos de producción son inferiores a los de la mayoría de las grandes petroleras, como Exxon, Eni, Conoco, BP, Shell, Chevron y Petrobras.

El costo de 23 dólares por barril, que ha llegado a reportarse asociado con las actividades de Pemex, es un precio esperado a futuro, vinculado con el amplio portafolio de yacimientos de la empresa, que incorpora la exploración, delimitación de campos, perforación de pozos e instalación de infraestructura, así como la producción en nuevos campos. Sin embargo, dada la relación que existe entre los precios de los hidrocarburos y los costos de producción en el sector, es probable que un escenario de menores precios lleve a disminuciones adicionales en los costos vinculados con los campos mencionados, explicó.

Por ejemplo, añadió la petrolera, Pemex anunció el año pasado seis nuevos descubrimientos (dos en aguas profundas, dos en someras y dos en tierra) que permitieron incorporar reservas por mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente. De ese modo se logró revertir la tendencia a la baja en la tasa de incorporación de nuevas reservas, la cual, se estima, será de alrededor de 85 por ciento de reservas totales y, particularmente, el costo de descubrimiento de dichos yacimientos fue de dos dólares por barril.

En este contexto, aseveró: Ante el entorno internacional de baja de los precios del petróleo, Pemex está aprovechando las herramientas que le otorgó la reforma energética para continuar impulsando diversos proyectos de inversión, abriendo nuevas líneas de negocio que le permitan mantener una estructura financiera sana y generar valor económico en beneficio de México.

Los datos reportados son los que Pemex entregó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Estados Unidos en 2013, de acuerdo con las normas de transparencia y buen gobierno corporativo, que imponen las obligaciones para los grandes colocadores de deuda en los mercados internacionales.

Los costos de descubrimientos y desarrollo que se incluyen son los que tienen que enfrentar los nuevos participantes en la industria. Sin embargo, otras fuentes privadas coinciden en que los actuales costos de producción de Pemex ronda niveles incluso superiores a 26 dólares, es decir, se acabó el petróleo barato.

La situación internacional

De acuerdo con reportes en Nueva York, los precios del petróleo se estabilizaron en cerca de 32 dólares el barril, al repuntar ligeramente porque los inversores tomaron ganancias luego de que cayeran a mínimos de casi 12 años ante las preocupaciones por el exceso del suministro global y la débil demanda de China.

El referencial Brent, del Mar del Norte, cedió 69 centavos, a 30.86 dólares, y el WTI perdió 97 centavos, a 30.54, extendiendo una corriente vendedora ininterrumpida que ha borrado prácticamente 20 por ciento de su valor en lo que va del año, ante los crecientes temores por la demanda China y la falta de freno al bombeo.

La caída de este martes, que llegó a 4 por ciento, fue la séptima seguida. Los operadores han abandonado la tarea de predecir en qué momento cederá el derrumbe.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no tiene planes para llevar a cabo una reunión de emergencia, con el objetivo de hablar sobre la caída de los precios del crudo antes de su próxima reunión programada para junio, señalaron ayer dos delegados del cártel.

El ministro del Petróleo de Nigeria dijo que un par de países miembros de la OPEP pidieron dicha reunión, después de que los precios se hundieron a mínimos de hace casi 12 años, cercanos a 30 dólares por barril.

Analistas de Barclays, Macquarie, Bank of America Merrill Lynch, Standard Chartered y Societe Generale recortaron esta semana sus proyecciones para los precios del crudo en 2016. Algunos han advertido que el precio podría caer hasta 20 dólares, pero Standard Chartered sostuvo que los valores podrían llegar a 10 dólares.

Los precios del petróleo han sido arrastrados por el exceso de oferta, el debilitamiento de la economía de China y la inestabilidad de los mercados bursátiles. Además, por la fortaleza del dólar, que hace más costoso el barril para los tenedores de otras monedas.

FUENTE: LA JORNADA