¿CÓMO SER DONADOR DE ÓRGANOS Y TEJIDOS?

0
73

Miles de personas en México se encuentran inscritas en el Registro Nacional de Trasplantes a la espera de un órgano o tejido que solo puede obtenerse mediante una donación.

En conmemoración del Día Nacional de la Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos , que se celebra cada 26 de septiembre, aquí hay algunos datos importantes para conocer acerca de la donación de órganos.

En el país, existe la Ley General de Salud (LGS) misma que cataloga la donación como el consentimiento de una persona para, en vida o después de su muerte, otorgar cualquier órgano o tejido de su cuerpo para un trasplante.

Aunque la LGS contempla que todos los mexicanos son donadores de órganos o tejidos, es indispensable que en el caso de la donación después de la muerte, la familia del donador autorice esta acción por lo que es necesario que toda la familia conozca esta decisión, incluso en el caso de contar con la tarjeta de donador voluntario o con el consentimiento expreso otorgado por el Centro Nacional de Trasplantes.

¿Cuáles son los tipos de donación?
Existen dos tipos de donación, una en vida y la segunda después de la muerte.

En el primer caso, de donación en vida, los requisitos son los siguientes:

La podrán realizar personas de entre 18 y 65 años tras una serie de estudios médicos y psicológicos.

Se puede donar un riñón, un segmento del hígado y médula ósea, esto con la finalidad de no poner en riesgo la salud del donante.

También hay que seguir una serie de requisitos legales que son:

Tener compatibilidad con el receptor

Recibir información acerca de los riesgos y posibles efectos secundarios de la extracción.

Otorgar el consentimiento por escrito.

En caso de no ser familiar del receptor, se deberá firmar un consentimiento ante Notario Público, un documento en el que se manifieste que la donación se realizará de forma gratuita, altruista, libre y consciente.

Las donaciones después de la muerte, se considerarán sujetos de ella pacientes cadavéricos de entre 2 y 70 años. Quienes hayan sufrido muerte encefálica podrán donar órganos como corazón, pulmones, hígado, páncreas, intestino y riñones. En el caso de tejidos se podrán extraer córneas, músculos, huesos y piel. Las personas que murieron por paro cardiaco también podrán donar tejidos.

Es importante mencionar que en este caso, se realizan estudios especiales que indiquen que los órganos y tejidos son viables para realizar la donación en donde se cerciora que no transmiten infecciones o cáncer.

Una vez que se declara la muerte, un familiar, que puede ser esposo, hijos, padres o hermanos, deberá firmar un consentimiento. En caso de que la muerte sea relacionada con un delito, se solicitará la autorización del Ministerio Público.

¿Cómo se realiza la donación?
Una vez que se autorice la donación, en hospitales certificados por la Secretaría de Salud, médicos especialistas Coordinadores Hospitalarios de Donación evalúan a los potenciales donantes. Ellos también orientan a la familia y realizan los trámites ministeriales, en caso de que se requiera.

Cuando la familia autoriza la donación, se contacta a médicos especialistas que realizan la extracción de los órganos o tejidos y los trasplantes en los pacientes más adecuados, que se encuentren previamente inscritos en el Registro Nacional de Trasplantes.

Recuerde que la donación es un acto altruista que puede cambiar la vida de quien requiere un órgano para continuar viviendo.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL