¿CONVIENE O NO UN FINANCIAMIENTO EDUCATIVO?

0
45

Los financiamientos educativos son de gran ayuda cuando no cuentas con un presupuesto que te permita pagar la mensualidad de una licenciatura o maestría pero, ¿en realidad convienen?

Un financiamiento educativo es un crédito que te permite cubrir las mensualidades de un programa educativo en alguna institución privada (licenciatura, ingeniería, maestría, especialidad, etc.); y como todo financiamiento, tiene diferentes condiciones para que puedas obtenerlo, distintos mecanismos de pago y tasas de interés.

En otras palabras, el financiamiento se encarga de cubrir total o parcialmente tus estudios para que, al finalizarlos, puedas pagarlo en mensualidades.

¿El crédito es una beca?

No es lo mismo. Una beca te permite estudiar de “manera gratuita”, normalmente con la condición de tener un promedio académico o actividad deportiva e involucrarte en actividades escolares o hacer un servicio becario.

También existe un mecanismo llamado beca-financiamiento, el cual consta de un porcentaje de beca y otro de crédito.

El financiamiento o crédito se refiere únicamente al préstamo para realizar sus estudios y que deberás liquidar cuando te gradúes.

¿Qué características tienen los créditos educativos?

Dependen de la institución o financiera a la que lo solicites, sin embargo, algunos de los más comunes son:

Tienen una tasa de interés (fija o variable)

Empiezas a pagar al finalizar tus estudios (6 a 12 meses después)

Te piden mantener un promedio mínimo durante tus estudios

Te piden un aval u obligado solidario

Ventajas:

No tienes que preocuparte por cubrir las mensualidades durante tus estudios

Te sirve de motivación para mantener un promedio mínimo en tus estudios

Puedes estudiar en universidades privadas y reconocidas

Desventajas:

Las tasas de interés o condiciones pueden variar, por lo que debes leer bien el contrato que firmes

Si en algún momento tienes que dejar de estudiar, deberás pagar lo acumulado hasta ese momento

Si te atrasas demasiado en tus pagos, puedes llegar a tener una mala referencia en el buró de crédito

Un financiamiento educativo puede ser la mejor opción si tienes problemas para cubrir las mensualidades de tus estudios, sin embargo, debes estar consciente que, como en todo préstamo, tienes que ser responsable en tus pagos y en las condiciones para adquirirlo.