CUENTAN CON 60 PROYECTOS ANTISARGAZO PARA Q. ROO

0
14

Los planes de combate son analizados por los grupos de trabajo estatal y federal.

Los grupos de trabajo estatal y nacional cuentan con casi 60 proyectos para combatir la llegada del sargazo a las costas de Quintana Roo, los cuales están bajo análisis del comité técnico estatal y el grupo de trabajo federal.

Luis Alegre Salazar, diputado federal, señaló que hasta el momento sólo se ha aplicado uno que es el de las vallas marítimas, pero este año esperan poner en marcha los más viables.

Sobre las propuestas que se han presentado, Alegre Salazar comentó que se decanta por una iniciativa que plantea usar embarcaciones especializadas que succiones el sargazo del mar y lo compactan para hacer una especie de “chorizos” gigantes de material biodegradable. Posteriormente, dijo, dichos paquetes serán depositados en alta mar para que se desintegran en las profundidades del mar

“En profundidades de tres o cuatro kilómetros es a donde van los desechos de desintegración de toda la vida marítima, de su flora y fauna. El hecho de que sea un alga marina se me hace un lugar más adecuado para llevar a cabo esta disposición”.

Señaló que hay otras propuestas como aquella que busca recoger el sargazo e incinerar, lo cual no ve como una opción viable, ya que se necesitaría que estas macroalgas lleguen a las playas, lo que ocasiona otro tipo de problemas logístico, económico y hasta ambientales.

Sobre la actual solución establecida por el gobierno estatal y los hoteleros para contener el sargazo que fue la colocación de vallas en el mar, Luis Alegre señaló que los resultados no fueron los esperados.

Esas vallas por sí mismas sólo detienen al sargazo provisionalmente, pero las mismas corrientes y vientos lo pasan del otro lado de las vallas y sigue su transcurso natural. El sargazo si no se recoge ahí, si no se le da una disposición no se va a contener el problema”.

Sobre el presupuesto que se aplicará en la lucha contra el sargazo, el diputado federal mencionó que mientras no se decida sobre qué proyectos se lleven a cabo no se puede hablar de recursos asignados.