EJÉRCITO TOMA TERMINALES DE PEMEX EN GUANAJUATO

0
39

Elementos del Ejército tomaron terminales de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Irapuato y León, en Guanajuato, como parte de la estrategia contra el huachicoleo.

Los efectivos Elementos del Ejército revisaron las Terminales de Almacenamiento y Reparto (TAR) de Pemex ubicadas en ambos municipios de Guanajuato, como parte de la estrategia implementada por el Gobierno federal contra el robo de hidrocarburos, según información de Reforma.

La mañana de este martes, efectivos del Ejército arribaron a la Subestación de Pemex, en Irapuato.

Trascendió que el Ejército vigila y supervisa el ingreso y salida de los vehículos de Pemex, igual que lo realizó hace unos días en la Refinería de la ciudad de Salamanca, documentó el diario local Correo.

En la caseta de ingreso a la subestación de Pemex, junto al personal de la paraestatal, hubo soldados que revisaron los procedimientos que realizan los trabajadores. En la fachada, además de las recomendaciones de seguridad como no ingresar con alimentos, colocaron un letrero que prohíbe el uso de celulares al interior de la subestación.

En su conferencia matutina, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la intervención de militares en una refinería del centro del país ha reducido el robo de combustible y dejado al descubierto una instalación clandestina que conectaba tanques de gasolina de la planta a depósitos externos.

El mandatario mencionó que una de sus prioridades es acabar con el robo de combustible, que ocurre en gran medida desde el interior de Pemex, aseguró.

Ayer en Salamanca se encontró una instalación clandestina de los tanques de gasolina hacia un depósito fuera de la refinería con una manguera de tres kilómetros, esto fue descubierto por el Ejército”, afirmó López Obrador.

La refinería de Salamanca, en Guanajuato, tiene una capacidad para procesar 220 mil barriles por día.

La intervención del Ejército es parte del plan anunciado el mes pasado por López Obrador, que incluye el cierre de ductos que transportan combustible desde refinerías para evitar que sean “ordeñados” y el aumento del suministro por medio de pipas.

No es en vano, vamos a acabar con la corrupción”, destacó López Obrador, quien prometió la rápida construcción de una refinería con la que se suplirá parte del consumo local.

El presidente agregó que el abasto se normalizará y que desde que se lanzó la ofensiva se ha logrado una fuerte disminución de robo de combustible, lo que ha significado un ahorro de dos mil 500 millones de pesos.

Vamos logrando el propósito de que no se roben los combustibles, antes del plan (…) el promedio era 787 pipas diarias (robadas), con el plan se ha bajado a 177 pipas diarias”, señaló.