¿EL DESASTRE DE FACEBOOK?

0
9

Algunas compañías se han retirado de la red social tras el escándalo de uso de datos que relaciona a Cambridge Analytica y la campaña presidencial de Donald Trump.

 

Al menos tres compañías, Sonos, Commerzbank y Mozilla, retiraron anuncios de Facebook después de que un escándalo de datos envolvió a la red social. Otros están haciendo preguntas difíciles.

ISBA, un organismo de la industria del Reino Unido que representa a los anunciantes, incluidos Unilever, McDonald’s y Adidas, se reunió con Facebook. Tras la reunión, dijo que Facebook había ofrecido hablar sobre la privacidad de los datos con sus miembros de forma individual.

“Es claro en nuestra reunión que esta es una prioridad para Facebook y que ahora tienen mucho trabajo por hacer”, dijo el grupo en una carta a sus miembros.

Una controversia estalló tras los informes de que Cambridge Analytica, una empresa de datos vinculada a la campaña del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, accedió a información de unos 50 millones de usuarios de Facebook sin su conocimiento.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que tomará medidas para proteger los datos y arreglar lo que llamó una “brecha de confianza” entre la red social y sus usuarios. Una posible revuelta de los anunciantes representa una gran amenaza para Facebook. En 2017, el 98% de sus ingresos provino de la publicidad.

Mozilla dijo en un comunicado que los pasos descritos por Zuckerberg fueron positivos, y que consideraría regresar a Facebook cuando “tome medidas más firmes en la forma en que comparte los datos de los clientes”.

Sonos, que hace altavoces inteligentes, dijo que retiraría su publicidad de Facebook e Instagram, así como de Google y Twitter.

“Ahora es el momento de tener discusiones difíciles y apoyar a quienes impulsan las cosas en un esfuerzo por hacernos a todos mejores tecnólogos y consumidores de tecnología más educados”, dijo en un comunicado.

El gigante publicitario WPP dijo que sus clientes habían estado haciendo preguntas sobre el escándalo. Pero ninguno había decidido eliminar la publicidad de Facebook.

Otra importante agencia de publicidad, M&C Saatchi, dijo que sus clientes ejercerán una presión real en Facebook. Facebook dijo en un comunicado que los anunciantes “saben lo importante que es para las personas confiar en su información con” la red social.

“La mayoría de las empresas con las que hemos hablado están satisfechas con los pasos que hemos descrito para proteger mejor los datos de las personas, y confían en que responderemos a estos desafíos y, como resultado, nos convertiremos en mejores socios y compañías” dijo.

Google y Facebook han dominado el mercado publicitario en línea durante años, gracias a su alcance masivo y gran cantidad de datos. Google ya ha sido criticado por las compañías que descubrieron que sus anuncios se mostraban junto con videos objetables en su plataforma de videos de Youtube.

Facebook se ha enfrentado anteriormente a una oleada de críticas por permitir noticias falsas, burbujas de filtro, intromisión en elecciones extranjeras y adicción a las redes sociales.

Unilever, propietaria de marcas como Dove, Lipton y Ben & Jerry’s, emitió una enérgica advertencia a las plataformas en febrero, diciendo que se habían convertido en un “pantano” de noticias falsas, racismo, sexismo y extremismo.

El grupo estadounidense Playboy anunció que cierra todas sus páginas en Facebook, argumentando que se niega a ser “cómplice” tras el escándalo por la enorme fuga de datos personales de millones de usuarios de la red social.

“La información reciente sobre la supuesta mala gestión de Facebook de los datos de sus usuarios reforzó nuestra decisión de suspender nuestras actividades en la plataforma”, explicó la compañía en un comunicado.

“Más de 25 millones de fans están conectados a Playboy a través de nuestras diferentes páginas de Facebook, y nos rehusamos a ser cómplices de exponerlos a estas supuestas prácticas”, explicó el grupo.

“Es por eso que anunciamos que dejaremos la plataforma de Facebook, deshabilitando las cuentas de Playboy, que gestiona directamente Playboy Enterprises”.