HEYDEN CEBADA, DE LA MÚSICA A LA INGENIERÍA

0
516

Heyden Cebada Ramírez, apasionado del fútbol, la música, las motos y el rock, rebelde desde joven, pero con una gran pasión y entrega a su trabajo. Durante su trayectoria ha sido docente, Presidente del Colegio de Ingenieros y ahora se desempeña como Director General de Desarrollo Urbano, en esta amena entrevista que nos concedió para Periódico Espacio, el Ing. Heyden Cebada nos platicó del camino que ha recorrido en un interesante viaje en el tiempo.

De la generación del millón de oro…

Originario de Mérida, Yucatán, nació el 24 de septiembre de 1949. Su padre se dedicaba al comercio y su madre era Física – Química.

“Mi padre también fue de la época en la que no terminó ni la primaria, pero con dedicación, apoyo y preparación se dedicó al comercio y las ventas, por su parte mi madre era hija de una profesora rural de Motul, Yucatán, y con grandes sacrificios y trabajando, pudo llegar a la universidad, estudio Física – Química en la UADY.”

Vivió una infancia con juegos tradicionales…

“Fue la infancia en la que jugábamos en la calle, pateábamos la latita, jugábamos de todo, encantados, monta burro, cosas que se han perdido. En Yucatán los juegos típicos como la kimbomba, trompo, canicas, sinceramente una infancia muy bonita. Mi padre era muy familiar y siempre nos íbamos de vacaciones a la playa, donde nos reuníamos toda la familia y creo que dese entonces ya tenía la pasión por el mar y por Cancún.”

“Otra de las cosas bonitas de mi infancia era jugar fútbol… Teníamos un equipo de fútbol y en Yucatán fuimos el primer equipo juvenil y también campeones juveniles del Estado, nuestro equipo se llamaba “Peñarol” que es el nombre de un equipo de Uruguay con el que me tocó representar a Yucatán, un recuerdo muy bonito.”

Estudió Ingeniería Civil en la Universidad de Yucatán…

“Me he preparado, tengo tres especialidades, un Postgrado en Valuación de Inmuebles, Maquinaria y Equipo;  hace año y medio terminé otra Especialidad en Valuación de Negocios en Marcha.”

La docencia ha sido parte de su trayectoria…

“Mientras estudiaba Ingeniería, di clases en el Centro Universitario Montejo y también en academias, daba clases de Relaciones Humanas, Capacitación, Matemáticas y posteriormente entré a trabajar aquí en Cancún. Di diversas materias en la carrera de Ingeniería Civil en la Universidad la Salle.”

Actualmente es Director General de Desarrollo Urbano del Municipio de Benito Juárez…

“En el 2005 que entró el Licenciado Francisco Alor, estaba terminando el cargo como Presidente del Colegio de Ingenieros de Cancún y me asombró mucho que 48 horas antes de que entrara a su gabinete, me invitará a ser Director de Desarrollo Urbano y acepté. Posteriormente, el Licenciado Paul Carrillo, también por las especialidades que tengo en valuación me invitó a ser Director de Catastro y ahora la Licenciada Mara Lezama me invita para trabajar en Desarrollo Urbano.”

Los principales retos como Director de Desarrollo Urbano…

“Uno de los principales retos es la imagen urbana, la publicidad en camellones, glorietas, etc., es un trabajo muy grande, pero poco a poco estamos trabajando. Otro punto importante, son los tiempos de respuesta ante los tramites de licencia de construcción, uso de suelo, etc., entonces una de las principales instrucciones que nos dio la Licenciada Mara Lezama es atender más rápido a la gente, así que desde que entramos empezamos a ver procedimientos, eliminar requisitos que no estaban en el reglamento, ahorita estamos entregando constancias de uso de suelo en tres o cuatro días máximo y la licencia de construcción en cinco días. Aún falta mucho por hacer, estamos trabajando en la digitalización, porque mientras más facilidades tenga el ciudadano para hacer todo digital, es una respuesta más rápida y además va abatiendo la corrupción.”

Encontró su vocación…

“Por parte de mi mamá hay muchos ingenieros y desde muy joven comencé a trabajar con mis tíos, quienes fueron muy buenos maestros, jefes y empresarios. Desde pequeño, siempre fui rebelde, dejé de estudiar dos años y me dediqué a trabajar y a la música por mi rebeldía, pero afortunadamente mi papá puso mano dura, me sacaron de mi casa, estuve de hippie en Europa y en una ocasión cuando tenía como veinte años, me acorde de Mérida, de mis papás y reaccioné, mande una postal pidiéndole perdón a mis padres y decidí regresar a estudiar y terminar la carrera.”

Sus hobbies…

“Lo que siempre me ha gustado es la música y el fútbol, la música me apasiona, precisamente ese fue el principal enojo de mi papá, porque descubrió que yo no estaba estudiando y tocaba en las noches en un lugar en Mérida. Después me casé, dejé la música casi por completo y cuando vine a Cancún seguí jugando fútbol y softbol con algunos arquitectos, creamos un equipo donde hasta la fecha siguen los hijos y se llama “Tiburones”.

“También me gustan mucho las motos, creamos un grupo de motociclistas y también formamos una banda, el conjunto “Tábanos”, la primera vez que tocamos fue en un cumpleaños mío y ahora el proyecto “Tábanos Rock” sigue, ensayamos en mi garaje, de hecho tocamos en la posaba de la notaria de mi hijo en Diciembre y fuimos en show sorpresa en la posada de desarrollo urbano”.

A las nuevas generaciones les aconseja…

“Lo primero es que aprendan a soñar, que no sean materialistas, los bienes van y vienen, que aprendan a realizarse, que se pongan metas y disfruten  de nuestro entorno. Otra cosa es que la gente ya no habla, solo escribe, en fin que todos sean como son, como yo le digo a mis hijos, la felicidad tiene que estar en ti, nadie te va hacer feliz, si tú no eres feliz, no vas a encontrar la felicidad en otras partes, tú te tienes que realizar y ese es mi consejo.”