HIRAM ALARID

0
17

Aprendiz de la vida y emprendedor de corazón

“Cuando me di cuenta que podía ayudar a los demás y hacer una vida profesional de ello, supe que había encontrado mi Dharma.”

Periódico Espacio platicó con Hiram Alarid, egresado de la Universidad Humanitas de Cancún. Actualmente, Hiram es Director General de Factum Consulting Group, una empresa de consultoría y capacitación en materia de emprendimiento y desarrollo de Startups. En Factum Consulting Group trabajan con la SE y el INADEM como Organismo Intermedio y “Punto Mover a México” en la promoción de las diferentes convocatorias que destinan recursos del Fondo Nacional Emprendedor para el apoyo de las micro, pequeñas y medianas empresas en México.

Hiram Alarid comenzó a emprender desde muy joven, con grandes experiencias que han marcado por completo su vida y que lo han llevado a nunca darse por vencido, Alarid ha tenido la oportunidad de estudiar en Harvard Business School, una de las mejores universidades del mundo, especializándose en temas de innovación disruptiva lo cual lo ha llevado a lugares como Silicon Valley y Austin. Esto fue lo que Hiram Alarid nos contó en esta amena e interesante entrevista.

“Soy Hiram Alarid, empresario, pero más importante eterno aprendiz de la vida y emprendedor de corazón, norteño a mucha honra, Tijuanense, de ahí donde empieza la patria, pero mi corazón también le pertenece a este hermoso estado que me abrió las puertas. Soy CEO (Director General) de Factum Consulting Group, una empresa de consultoría para Startups y emprendedores, así como de Colectivisimo.com una Institución Financiera Tecnológica de fondeo colectivo.”

 “Nunca se deja de aprender… En el momento en que tomamos esa decisión, la de volvernos “expertos” perdemos nuestra capacidad de asombro y por ende nuestra habilidad natural de evolucionar.”

 “Tengo una debilidad por el aprendizaje y los retos… casi siempre busco estar en contacto con nuevas tendencias o metodologías, gente y grupos con quien pueda crecer y aprender, creo que lo que me hace falta es tiempo. Aun así, he podido concluir dos grados de licenciatura, una como Administrador de Empresas y otra como Contaduría Pública, soy orgullosamente egresado de Universidad Humanitas, obtuve mi certificación como Asesor en estrategias de Inversión (Amib Figura 3) por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Bolsa Mexicana de Valores (BMV), cuento con estudios de postgrado en Innovación Disruptiva por Harvard University, también he cursado diplomados en Fintech (tecnología Financiera) por el Silicon Valley Innovation Center, Design thinking por la Universidad de Virginia, realicé una estadía en Capital Factory, una aceleradora tecnológica en Austin Tx, US.  Actualmente estoy estudiando Front-end web development,  un poquito de todo.”

 ¿Por qué estudiar Administración de Empresas?

“Fue desde muy temprana edad, de forma muy empírica comencé en el tema del emprendimiento, aunque en ese momento el termino no permeaba en el argot. Vendíamos, mi hermano y yo, dulces y chocolates de puerta en puerta a los 10 años. Más adelante, a los 15, en unas vacaciones de verano montamos una pequeña pizzería con mi mejor amigo, y así hasta poner mi primer negocio formal a los 24, un fracaso a los 27, hasta emprender con Factum Consulting Group.”

“Cuando tomé la mejor decisión de mi vida de iniciar mi preparación académica, la administración y contabilidad eran las opciones más adecuadas para alguien que ya había iniciado con su vida empresarial, quería fortalecer mis conocimientos a fin de estar listo para los retos y cambios venideros, siendo una carrera que resultó fundamental.”

“La preparación académica cambió mi vida… Me puso de cara a diferentes formas de pensar para que yo pudiera definir la mía, a través de mis maestros y compañeros de clase, aprendí a ser una persona autodidacta, una que investiga y que debe constantemente cuestionar el estatus-quo para formar mis propios criterios.”

 De los fracasos se aprende…

“Mis estudios universitarios iniciaron a los 28 años, en aquel momento estaba en mi cuarto año de operación en mi primer negocio formal, uno que era muy rentable. Pero también en el 2008 había tenido una no tan grata experiencia, una de mis empresas quebró y me dejo económicamente en la calle, fue una lección muy dura que ahora recuerdo con mucho cariño, los fracasos empresariales es la mejor universidad, solo depende de ti si aprendes la lección o no.”

 “Estaba consiente que tenía mucho por aprender, afortunadamente encontré en la universidad la mejor opción para fortalecer aquellos conocimientos endebles y ser una mejor persona y un mejor empresario.”

“La vocación me encontró… trabajaba como Banquero Patrimonial para un importante grupo financiero desde algunos años antes de iniciar mi carrera universitaria y de manera paralela realizaba mis emprendimientos empresariales. En el 2013, aproximadamente al año de llegar a Playa del Carmen, me despidieron (otra lección muy importante). A las instituciones financieras tradicionales les cuesta mucho trabajo innovar, romper con los esquemas y especialmente “pensar fuera de la caja” y yo estaba un poco cansado de la cuadratura mental del entorno. Estaba listo para emprender, no tenía la menor idea de cómo y todos pensaba que era terrible, pero estaba convencido que quería hacerlo, así que me compré una laptop, me senté en un restaurant de comida rápida e inicié con mi consultora de pymes. Cuando me di cuenta que podía ayudar a los demás y hacer una vida profesional de ello, supe que había encontrado mi Dharma.”

La experiencia más significativa…

“En definitiva, el graduarme, nunca olvidaré ese sentimiento de haber alcanzado un pináculo personal y la alegría que te invade. Mis compañeros me honraron con la oportunidad de compartir el mensaje de graduación, el último pase de lista y la despedida de nuestra generación. Lo llevo conmigo siempre.”

 “He tenido la oportunidad de estudiar en Harvard Business School, una de las mejores universidades del mundo. Estoy especializándome en temas de innovación Disruptiva lo cual me ha llevado a lugares como Silicon Valley y Austin. He participado y ganado premios en el programa de incubación de alto impacto en la Universidad Anáhuac, a nivel LATAM acabamos ganarnos un lugar en el programa de aceleración Fintech 2018, en donde competimos con más de 200 empresas de Argentina, Perú, Colombia, Chile y México, lo que nos dio acceso a mentorias con gente muy capaz a nivel mundial, lo cual seguramente nos dejará grandes lecciones.”

 “Soy Director General de Factum Consulting Group, una empresa de consultoría y capacitación en materia de emprendimiento y desarrollo de Startups. Trabajamos con la SE y el INADEM como Organismo Intermedio y “Punto Mover a México” en la promoción de las diferentes convocatorias que destinan recursos del Fondo Nacional Emprendedor para el apoyo de las micro, pequeñas y medianas empresas en México.”

“Otra de mis grandes pasiones es compartir el conocimiento, he tenido la oportunidad de ser expositor y conferencista en foros a nivel nacional como “La Semana Nacional de Emprendedor”, el evento más importante en materia de emprendimiento de nuestro país. Así mismo eventos empresariales y universitarios, he tenido la oportunidad de regresar a mi alma mater como expositor, he sido speaker invitado en el centro de convenciones en Cancún, en importantes cámaras empresariales en Tijuana, entre otros espacios.”

Lo que más disfruta de su trabajo…

“Sin duda el proceso creativo, la innovación e intrínsecamente la incertidumbre implícita en la detección y planteamiento de posibles soluciones a problemáticas existentes. En Design Thinking aprendemos que hay grandes diferencias entre los arquetipos o personalidades que se desempeñan en un “entorno controlado”, como un banco y otro que requiere de un “skill set” con esfuerzos cognitivos, entiéndase los “no controlados”, como lo son emprendimientos y Startups.”

Para Hiram Alarid el éxito es… “algo muy personal e íntimo y no debe confundirse por los estándares que establece la mercadotecnia occidental. En mi opinión es una meta tan diversa como formar una hermosa familia, ser un gran alumno o un gran empresario, todas ellas igual de validad e importantes.”

“Para ser muy honesto no me considero una persona exitosa, ¡resiliente si! Y lo mediré en algún punto de mi vida, sobre todo basado en la cantidad de vidas, en las cuales he creado un impacto positivo, y no por cuanto tengo en mi cuenta de banco o que carro manejo. Creo que lo material es el resultado de hacer algo con pasión y no un fin en sí mismo.”

A las nuevas generaciones le aconseja…

“Enamórense de aprender, el conocimiento es demasiado basto para asumir que lo sabemos todo, abrasemos y mantengamos de manera indefinida nuestro estatus de alumnos y recordemos que los maestros vienen envueltos en muchas presentaciones, a veces como amigos, familiares, docentes, compañeros de clase, colaboradores y en ocasiones de enemigos. Esto es especialmente verdadero en el mundo de los negocios.”

 “Nunca se conformen, siempre estén dispuestos a empujar los límites de lo establecido, cuestionen mucho y propongan más y lo más importante, nunca le crean a nadie, solo a esa voz interior que siempre te empuja para ser una mejor versión de ti mismo.”

 “Estaba consiente que tenía mucho por aprender, afortunadamente encontré en la universidad la mejor opción para fortalecer aquellos conocimientos endebles y ser una mejor persona y un mejor empresario.”