HUAWEI ACUSA A ESTADOS UNIDOS DE CIBERATAQUES Y COACCIÓN A EMPLEADOS

0
77

El gigante tecnológico chino Huawei acusó a autoridades estadounidenses de irrumpir en sus sistemas informáticos y tratar de coaccionar a sus empleados para conseguir información sobre la compañía.

La empresa asiática señaló que el 30 de agosto, el medio The Wall Street Journal informó que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos investigó a Huawei por presunto robo de patentes de cámaras de teléfonos inteligentes.

Señalaron que el año pasado, a partir de abril y hasta marzo de 2019, “Oliveira comenzó a enviar correos electrónicos a Huawei, alegando que la cámara EnVizion360, diseñada y desarrollada independientemente por Huawei, había infringido sus patentes estadounidenses”.

“En sus correos electrónicos repetidamente emitió amenazas, asegurando que, si Huawei no pagaba una cantidad exorbitante de dinero, iría a los medios y ejercería presión a través de canales políticos”, expresa Huawei.

La empresa de tecnología denunció que en los últimos meses, el gobierno de Estados Unidos “ha utilizado su influencia política y diplomática para presionar a otros gobiernos para que prohíban los equipos de Huawei”.

Señaló que Estados Unidos ha utilizado todas las herramientas a su disposición, “incluidos los poderes judiciales y administrativos, así como una serie de otros medios sin escrúpulos, para interrumpir las operaciones comerciales normales de Huawei y sus socios”.

Las herramientas que denuncia Huawei incluyen:

  • Instruir a las fuerzas del orden público para que amenacen, intimiden, coaccionen, convenzan e inciten a los empleados actuales y anteriores de Huawei a volverse contra la empresa y trabajar para ellos.
  • Buscar, detener e incluso arrestar ilegalmente a empleados y socios de Huawei.
  • Intentar atrapamientos, o pretender ser empleados de Huawei para establecer pretextos legales para acusaciones infundadas contra la compañía.
  • Lanzar ciberataques para infiltrarse en la intranet de Huawei y en los sistemas de información interna.
  • Enviar agentes del FBI a los hogares de los empleados de Huawei y presionarlos para que recopilen información sobre la compañía.
  • Movilizarse y conspirar con compañías que trabajan con Huawei, o tienen un conflicto comercial con Huawei, para presentar acusaciones sin fundamento contra la compañía.
  • Lanzar investigaciones basadas en informes falsos de los medios que apuntan a la compañía.
  • Desenterrar casos civiles antiguos que ya se han resuelto, y lanzando selectivamente investigaciones criminales o presentando cargos penales contra Huawei basados en reclamos de robo de tecnología.
  • Obstruir las actividades comerciales normales y las comunicaciones técnicas a través de la intimidación, la negación de visas, la detención de envíos, etc.

“Ninguna de las tecnologías centrales de Huawei ha sido objeto de ningún caso penal presentado contra la compañía, y ninguna de las acusaciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos ha sido respaldada con evidencia suficiente”, señaló.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL