LA CÁMARA DE DIPUTADOS

0
112

De acuerdo a nuestra Constitución federal, es la Cámara de los Diputados del Congreso de la Unión, donde se encuentran representados los ciudadanos mexicanos, derivado, enseña la Doctrina, de dos razones básicas: La integran personas elegidas de manera directa y equitativa conforme al censo de la población, en cada uno de los distritos establecidos para ese efecto (de mayoría relativa); así como con personas que, sin haber participado directamente en una contienda electoral, logran mediante el principio denominado “de representación proporcional”, acceder a esa Cámara.

Esta representación la formaliza e institucionaliza el artículo 51 constitucional bajo los términos siguientes: “La Cámara de Diputados se compondrá de representantes de la Nación, electos en su totalidad cada tres años. Por cada diputado propietario, se elegirá un suplente”.

La distribución de los 500 espacios (escaños) con los que actualmente cuenta la Cámara de Diputados, obedece a la “Reforma Política de 1977”, en la que el territorio nacional se dividió en 300 distritos electorales uninominales o de mayoría, conforme a criterios de equidad poblacional — desarrollados por el INE quien tiene la tarea del diseño y determinación de los distritos electorales, así como la división del territorio en secciones electorales—; debiendo en cada entidad federativa existir al menos 2 diputados electos por esta vía.

Y 200 más —en la Reforma de 1977 originalmente eran 100, pero en la Reforma de 1986 se amplió a 200— a través de la figura de la representación proporcional que en la primera reforma se incorporó con la finalidad de darle representación a las fuerzas políticas minoritarias, de manera que pudieran ser parte de la Cámara considerando que, de manera proporcional, los votos que hubieran obtenido durante un proceso electoral determinado, significaran presencia y sobre todo, REPRESENTACIÓN, a través de ese órgano legislativo.

Para ese efecto, se constituyeron cinco circunscripciones electorales en el territorio nacional, en las que, de acuerdo con la fórmula establecida para ese fin, en cada una de ellas se asignan 40 diputados, debiendo el partido político que corresponda, haber alcanzado al menos el 3% del total de la votación válida emitida para tener derecho a que le sean asignados diputados por este método.

Ahora bien, el que en el artículo 51 se establezca que los Diputados son representantes de la Nación, implica que nuestro País sea una república representativa, lo que a su vez concuerda y concierta lo que señala el artículo 40 que al definir la forma del Estado mexicano señala que: “Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, laica y federal…”

Esto es, siguiendo lo que consigna la CPEUM, el pueblo mexicano, optó por erigirse con una República, en contraste con una Monarquía; en la que sus ciudadanos, en condiciones de igualdad y libertad, tienen la capacidad de decidir sobre los asuntos públicos del país; pero ante la imposibilidad práctica y real de recoger la totalidad de la voluntad de todo el pueblo de manera directa, mediante la instauración de procesos democráticos electorales elige a sus representantes para dichos fines, los que integran una de la Cámaras del Congreso de la Unión.