LA FEPADE EN EL PROCESO ELECTORAL

0
47

Por: Sergio Anguiano / Imelegal | @seranguiano | @imelegal|

El pasado 8 de septiembre inició el proceso electoral federal en nuestro País.

Dentro de la etapa de Preparación de la Elección, del 14 de diciembre de 2017 al 11 de febrero de 2018, los aspirantes a alguna candidatura podrán realizar sus precampañas y aquellos que consigan la pretendida candidatura, podrán realizar sus respectivas campañas en la búsqueda del voto popular, del 30 de marzo al 27 de junio de 2018.

Terminadas las campañas electorales, habrá un periodo de 3 días (Periodo de Reflexión), ideado para que los ciudadanos mediten y, en su caso, decidan el sentido de su sufragio; en el que ya no se podrá promover el voto a favor de candidato alguno.

El 1 de Julio de 2018, día de la Jornada Electoral, etapa siguiente del Proceso, deberán ser elegidos mediante el voto directo, universal y secreto —según ordena la legislación de la materia— un presidente de la República, 128 senadores y 500 diputados.

En seguida vendrá la etapa correspondiente al cómputo de los votos y las declaraciones de validez de las respectivas elecciones, para seguir con las impugnaciones que seguramente vendrán de aquellos que estimen que su derrota se deba a alguna situación contraria a las normas electorales, mismas que después de ser resueltas definitivamente por la autoridad competente, en todos y cada uno de los casos planteados, se dará por terminado el Proceso Electoral.

Las autoridades a las que se les ha encomendado el garantizar la legalidad, equidad y transparencia de las elecciones, son: el Instituto Nacional Electoral (INE) a quien corresponde la organización y correcta realización de las diversas etapas del Proceso Electoral; el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), encargado de dirimir las controversias en materia electoral y proteger los derechos político-electorales de los ciudadanos, y; la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), quien tiene a su cargo el procurar justicia en materia penal electoral en el ámbito federal, y local en los casos en los que la ley así lo señala; a fin de prevenir, investigar y, en su caso, perseguir, los delitos que se comentan en materia electoral.

Respecto de la FEPADE, es conveniente saber que, si bien, se trata de un organismo dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR), conforme a la propia Ley Orgánica, su actuar, en ninguna de sus instancias, está sujeto a la aprobación o supervisión de la Procuraduría, a fin que garantizar su independencia; para lo que tiene personal ministerial, capacitado y especializado en materia de delitos electorales, que puede iniciar averiguaciones previas y/o actas circunstanciadas, así como carpetas de investigación, según el sistema penal de que se trate (tradicional o acusatorio), tendientes a combatir la comisión de los distintos delitos electorales, ya sea de oficio o por virtud de denuncia.

Su actuación para perseguir y sancionar la comisión de delitos debe incidir de manera positiva y determinante en los procesos electorales. Lo deseable es que también inhiba a los potenciales infractores.