LOS ALUXES DE CANCÚN QUE DESTRUYEN GRANDES CONSTRUCCIONES EN UNA NOCHE

0
125

Es una de las pocas leyendas con la  que cuenta la relativa nueva ciudad de Cancún, y es que por al menos dos generaciones se ha escuchado hablar de la hazaña de estos pequeños pero poderosos seres que cuidaban su hogar.

Cuenta la leyenda que hace casi 30 años se decidió construir un puente que pasara sobre la carretera federal para que hiciera más rápido el traslado del aeropuerto a la zona hotelera y viceversa aunque no contaban con un detalle, Aluxes, o guardianes de las tierras que impedirían la construcción.

Algo andaba mal…

Según la leyenda todo estaba yendo viento en popa respecto a la construcción hasta que un día justo cuando se comenzaban a colocar las altas esculturas sucedió algo que a todos dejó sin explicación, al parecer fue durante la noche que alguien había destruido el trabajo y dejó en ruinas todo lo que se había avanzado.

Está fue la primera señal de que algo estaba mal, sin embargo este hecho sucedería un par de veces más.

Uno de los obreros que venía de la zona de la península señaló que fueron los Aluxes pues el lugar estaba ‘curado’ (termino que se refiere que un lugar cuenta con un hechizo y guardianes que cuidarán estos sitios).

La gente siguió trabajando y volvió a parar las estructuras altas y en esta ocasión hubo vigilantes que se quedaron como veladores de la obra pues sería una desgracia que volviera a suceder lo que antes, sin embargo al amanecer el trabajo ya estaba destruido nuevamente, los reportes señalaron que hubo un poco de ruido pero ni una sola maquinaria que pudiera destruir el trabajo y que además siempre estuvo oscuro.

Hasta este punto los hechos dejaron helados a los ingenieros y supervisores de la construcción pues la obra estaba a contra tiempo y no habían avanzado en nada, entonces comenzaron a buscar ayuda de brujos que supieran al respecto de tema; mientras los trabajos en la obra continuaron.

Los Aluxes lo volvieron a hacer y tiraron una tercera vez la construcción, en esta última ocasión hubo quién pudo verlos destruir las pesadas estructuras con sus diminutas manos.

Defendían o protegían un área sumamente valiosa para ellos

Con ayuda de un xmen o curandero maya se realizó una misa extensa en la que se presentó diversos tributos y regalos a los dueños de las tierras, después de este suceso el trabajo pudo terminarse.

Los Aluxes de Cancún defendían o protegían un área sumamente valiosa para ellos, pues recordemos que a unos 5 kilómetros se encuentra el sitio arqueológico del Rey, y a 6 kilómetros una pirámide maya en resguardo del Museo Maya de Cancún, además de ser Isla Cancún el punto de cruce a Isla Mujeres, que en los tiempos prehispánicos era el lugar más sagrado de la región pues era la isla de la diosa Ixchel, diosa maya de la luna y de la fertilidad donde se realizaban rituales sagrados.

Parte ofrenda que se realizó a los Aluxes de Cancún fue la construcción de una pirámide que está justo debajo del puente, que muchos creen se trata de parte de un adorno, sin embargo es parte del tributo a cambio de construir en la entrada de un sitio sagrado.