MEJORAR PARA SER COMPETITIVOS

0
75

El pasado 21 de septiembre, tuve el gusto y gran honor de iniciar las actividades de la III Junta de Consejo Directivo Nacional de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles A.C. (AMHM), en la capital del estado de Chihuahua.

Se tocaron temas de gran interés para nuestro gremio como el Registro Nacional de Turismo; el esquema de financiamiento impulsado por el gobierno federal a través del programa “Mejora tu Hotel”, expuesto por Fernando Hoyo Oliver, director general adjunto de Fomento de Bancomext.

El apoyo financiero a los hoteles independientes del país obedece a las necesidades que se tienen para mejorar nuestros hoteles, y así poder ofrecer, valga la reiteración, un mejor servicio, y competir con la hotelería de cadena, que cuenta con mayores recursos para realizar estas mejoras de forma periódica cada vez que así se requiera.

Esta mejora a los establecimientos de hospedaje es una exigencia de nuestro mercado, cada día más competitivo, así como lo es en muchas otras industrias de México, donde se tiene que estar al día en herramientas tecnológicas, estrategias de mercado, etc. Es lo que implica el adaptarse en un entorno de negocios que hoy en día ha demostrado estar en constante evolución.

En el caso del turismo es una realidad innegable, poco tiempo atrás que nuestro país pudo volver a entrar a esa selecta lista de países más visitados a nivel mundial; algo que hace 20 años dábamos por sentado, sin embargo otros destinos se pusieron al día, y “nos comieron el mandado”, dejándonos fuera  de ese “top ten” internacional.

Es por esto que este tipo de apoyos financieros son bienvenidos, pues nos dan la oportunidad de mejorar nuestros establecimientos, y ofrecer un mejor servicio a nuestros clientes, lo que nos pone a la par de nuestra competencia, tanto fuera como dentro de nuestras fronteras.

No obstante, y a manera de reflexión, el deseo de mejorar no sólo debe aplicarse al ámbito de los negocios, o a nuestros establecimientos, sino también al personal. Debemos capacitarnos nosotros mismos, y a nuestra planta laboral, pues somos el rostro que el turista ve cuando viene a visitarnos.

Esto debería ser un ejercicio que cada uno de nosotros deber hacer, al menos una vez al año, el preguntarnos “¿de qué manera puedo mejorar?, ¿cómo puedo hacer mis actividades de manera más rápida y eficiente?, ¿cómo puedo hacer para que estos turistas regresen el próximo año y me recomienden con sus familiares y amigos?”.

Ing. Rafael García González

Presidente Nacional

Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles A.C.