PEDRO JOAQUÍN DELBOUIS GANA EN COZUMEL

0
180

Pedro Joaquín afirmó que los próximos 3 meses serán fundamentales para afinar su plan y equipo de trabajo, para posteriormente, devolverle la tranquilidad a Cozumel como prometió durante su campaña.

Alrededor de las 11 de la noche del pasado domingo 1 de julio, Pedro Joaquín Delbouis se declaró virtual ganador de la contienda a la presidencia municipal de Cozumel, luego de favorecerle –según él– aproximadamente el 40 por ciento de los votos.

En una conferencia de prensa realizada en las oficinas de su partido, el candidato dijo que el triunfo en la Isla de las golondrinas fue total, al ganar en cada una de las casillas que hasta el cierre de esta edición tenían contabilizadas.

“Por fin podemos decir victoria, hoy por fin podemos celebrar y decir que hemos ganado la presidencia de Cozumel”, afirmó el candidato mientras sus simpatizantes lanzaban al aire en repetidas ocasiones: ¡Sí se pudo!, ¡Sí se pudo!, ¡Sí se pudo!

Posteriormente Pedro Joaquín afirmó que los próximos 3 meses serán fundamentales para afinar su plan y equipo de trabajo, para posteriormente, devolverle la tranquilidad a Cozumel como prometió durante su campaña.

El hijo del actual Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, ha hecho política a través de tres organismos empresariales: en la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en la Junta Coordinadora Empresarial y el último en Cámara Nacional de Comercio (Canaco), también la labor a través de las pequeñas empresas le ha dado muchas enseñanzas y grandes satisfacciones como apoyar a los trabajadores, en el mejoramiento de guarderías, lo que brinda seguridad a las familias de que sus hijos están bien cuidados en lo que cumplen con sus horarios de trabajo.

Durante su campaña el priista calificó la administración de Perla Tun como un “mal gobierno que no ha cumplido sus promesas la manera grosera y soez de Perla Tun sencillamente refleja su soberbia y su falta de tacto político no solo para los regidores que son parte del cabildo sino hasta para la misma población. Los desplantes, desatinos y cambios de humor, terminaron por hacer mella en su relación con el gobierno del estado y más allá.”

Si bien es cierto que la presidenta había tenido comportamientos impropios para su investidura, al negarles la palabra a los regidores en sesión de Cabildo, reírse de ellos, reprenderlos o echarles en cara diferencias personales. Pero no solo se trató de su comportamiento en las sesiones de Cabildo, también fueron decisiones que pusieron en riesgo la seguridad de los isleños, como el hecho de no aceptar las patrullas que el gobierno del estado destinó para Cozumel.

El pasado 16 de octubre, el Gobierno de Carlos Joaquín González entregó patrullas a los 11 municipios del estado, de las cuales le corresponderían cinco a Cozumel. En dicha ceremonia de entrega estuvieron presentes los presidentes municipales de 10 municipios exceptuando la alcaldesa de Cozumel, Perla Tun Pech; por lo que el gobierno municipal no las aceptó.

Como es evidente, la presidenta tiene una actitud sumamente contradictoria: por una parte rehúye su responsabilidad de brindar seguridad a la isla y por la otra rechaza el apoyo del gobierno del estado. Debe recordar Perla Tun que todo tiene un límite y sus desplantes ya le han ganado, favoreciendo el resultado del primero de julio a Pedro Joaquín Delbouis, actual presidente virtual de Cozumel.