POR LOS PASILLOS DEL PODER

0
315

Pecaría de ingenuo aquel que piense que el 2022 aún está muy lejos para el relevo en Quintana Roo. Al inicio de esta nueva década, las piezas del ajedrez político comienzan a tomar perfiles en un juego de estrategias donde la salida o el arranque será fundamental para tener una buena posición en vías de llevarse la partida. Son nuevas las reglas del juego y aquella o aquel contendiente que mejor logre entenderlas y moverse en el tablero a lo largo de este año que comienza será sin duda quien tenga mayores posibilidades de alzarse con la victoria en las próximas elecciones para dirigir los destinos del estado. Hoy por hoy la moneda está en el aire y muy lejos quedaron los tiempos donde el gobernante en turno decidía la sucesión. Eso quedó en el ayer. Ahora cada quien se rasca con sus propias uñas y ha llegado el tiempo de afilarlas. En esta ocasión no existe bola de cristal para adivinar el futuro. Hay, sin embargo, quienes ya se perfilan con fuerza y levantan la mano a partir de sus posiciones actuales. Presidentes municipales, diputadas y diputados, senadoras y senadores, dirigentes de partidos de distintos colores y afiliaciones han prendido ya sus velas. Mujeres y hombres valerosos y valientes en su mayoría y algunos otros advenedizos y oportunistas. Pero ojo. Salir en la foto, aparecer en los noticieros o primeras planas, recibir premios y reconocimientos, rendir informes fastuosos o lucir en redes sociales no es suficiente. Se requieren tiros de precisión para escalar peldaños. Posicionarse en las preferencias electorales de la población depende ahora no solo del trabajo en las calles o del típico recorrido por las comunidades donde había que darse baños de pueblo, abrazar a los abuelitos o besar al bebé con moquitos escurriendo en el cachete. Ahora es necesario asumir posturas firmes en temas prioritarios y como se dice vulgarmente “cacarear el huevo” para que la gente sepa de qué lado masca la iguana. Aquellos con pasado priista o panista, por ejemplo, deberán deslindarse de todo aquello que los una al pasado oscuro de corrupción, pero al mismo tiempo colgarse de los logros que sin duda fueron alcanzados en épocas gloriosas para el estado. Los morenistas, en cambio, habrán de aprovechar que la luna de miel con AMLO continúa en algunas esferas sociales, pero igualmente deberán marcar distancias y asumir posturas propias en temas que son fundamentales para los quintanarroenses como el tema de la reducción del IVA y las tarifas eléctricas, la promoción turística, el combate al sargazo y la inseguridad o la construcción del tren maya, entre otros. Están por supuesto los otros. Los que son o han sido ajenos a estas corrientes políticas, aunque dadas las actuales circunstancias parecería difícil que pudieran tener oportunidades reales. Lo cierto es que al inicio de esta nueva etapa en el devenir de Quintana Roo se asoman tiempos muy interesantes y de jaloneo político donde solo saldrán avantes quienes aprendan a soportar los embates de una carrera no de velocidad, sino de resistencia y quienes asuman los peligros de transitar sin resbalarse por los Pasillos del Poder.

Y ya que estamos iniciando un nuevo año y una nueva década… ¿ustedes ya hicieron sus propósitos? Ojalá que el principal sea ser felices y hacer felices a quienes los rodean. ¡Que tengan un maravilloso 2020 y que la vida los colme de bendiciones! Nos vemos en Hechos Meridiano Quintana Roo, nos escuchamos en la tercera emisión de Informativo Turquesa y con el favor de Dios espero que me lean de nuevo en la próxima edición de ESPACIO para recorrer juntos los Pasillos del Poder.

José Martín Sámano Titular de Noticias Azteca Q Roo y Conductor de la 3ra emisión de Informativo Turquesa.

@jmartinsamano