POR LOS PASILLOS DEL PODER

0
118

Hace unos días un amigo me compartió un video donde se muestra el uso de un dispositivo llamado Jetpack fabricado con alas de acero y pequeños motores a propulsión que fueron desarrollados en Dubái y que permiten al ser humano volar de manera autónoma a grandes alturas y a velocidades vertiginosas.

Quizás ya tengan algún tiempo en el mercado -no estoy seguro-, pero lo cierto es que observar esas imágenes me hizo reflexionar acerca de lo rápido que nos estamos acercando a lo que muchas veces hemos visto en películas futuristas. Claro que también me hizo pensar en la posibilidad de que alguien utilice estos avances tecnológicos con fines perversos como en el caso de los terroristas. Pero mejor pensemos en el uso de distintas tecnologías que pueden ser aprovechadas para cuestiones prácticas y que en ocasiones sólo requieren de iniciativa o voluntad política y por supuesto de recursos económicos para ponerse en marcha.

Aquí un ejemplo: Todo aquel que haya viajado al extranjero habrá experimentado en mayor o menor medida el viacrucis que representa cruzar a través del área de migración. En el caso específico del Aeropuerto Internacional de Cancún resulta vergonzoso -por decir lo menos-, observar a cientos y a veces miles de pasajeros internacionales haciendo larguísimas filas que en ocasiones llegan a las afueras del edificio terminal y a tardar hasta dos horas en desahogarse.

La falta de personal y la obsolescencia del sistema de control migratorio provocan que nuestros visitantes, que en su mayoría vienen con la ilusión de pasar unas vacaciones maravillosas, terminan recibiendo una terrible primera impresión de nuestro destino. Para resolver esta encrucijada hay quienes proponen la implementación de un sistema de identificación biométrico llamado One ID que permite identificar positivamente a los pasajeros mediante un análisis digital de sus rostros, el iris de sus ojos o sus huellas dactilares. Y todo sin que tengan que estar mostrando una y otra vez sus documentos a través de distintos filtros como sucede actualmente. Los beneficios son múltiples.

El pasajero se sentiría más cómodo y contento de poder realizar el proceso de documentación y abordaje en cuestión de minutos reduciendo su nivel de estrés y optimizando sus tiempos, sobre todo en el caso de los viajeros de negocios. De igual manera un proceso de este tipo generaría importantes ahorros tanto para las aerolíneas como para los aeropuertos y las autoridades encargadas de manejar el flujo de viajeros en los aeropuertos.

Y algo muy importante sin duda es el tema de la seguridad, ya que la idea es eventualmente globalizar el sistema de manera que la mayoría de los países y aeropuertos cuenten con esta plataforma para evitar actividades criminales como el narcotráfico, posibles actos terroristas, o incluso tráfico de personas. Existe, sin embargo, resistencia por parte de algunos sectores de la sociedad que no están muy dispuestos a someterse a este tipo de escrutinio bajo el temor de ver invadida su privacidad.

Y está por supuesto además el tema del recurso económico que podría ser al final de cuentas el principal impedimento. Sin embargo, existe una alternativa de menor costo que está a punto de ser presentada como iniciativa por el diputado federal Luis Alegre Salazar presidente de la Comisión de turismo en el Congreso de La Unión.

Me comenta el legislador que la idea es instalar módulos digitales en las principales terminales aeroportuarias del país incrementando el número de agentes de migración y agilizando el trámite de ingreso desde el extranjero mediante un sistema de pre registro. Utilizando la tecnología moderna, propone crear una aplicación que contenga todos los datos personales del viajero y que éstos puedan ser compartidos al momento de la llegada mediante un código QR.

Asegura que de una o dos horas que a veces tarda este proceso podría reducirse a unos cuantos minutos y sin que represente un enorme costo para las autoridades involucradas. Todo ello, según me confío, lo presentará en breve ante la Cámara baja.

Mientras tanto en Benito Juárez la presidente Mara Lezama también ha echado mano de la tecnología para crear la aplicación llamada “Mujer Segura” a través de la cual las usuarias que se encuentren en peligro pueden enviar una alerta a cinco de sus contactos a elegir, además del C-4. Y bueno no está por demás recordar que para mediados de este año se tiene contemplada la inauguración del C-5 cuya construcción avanza a marchas forzadas a un costado de la avenida Colosio de Cancún.

Hasta este momento el edificio ya tiene concluida la fachada (de un diseño por demás modernista) y ahora lo que viene es la instalación de toda la infraestructura tecnológica a través de la cual se controlarán en una primera etapa más de 1300 cámaras de video vigilancia. Por los Pasillos del Poder se menciona que la obra del C-5 fue del total agrado del secretario de hacienda Arturo Herrera quien estuvo de visita a mediados de enero en Cancún supervisando varios proyectos y para los cuales ha ofrecido el apoyo de la Federación.

Recuerde que además de esta columna los espero de lunes a viernes a las 3:30 pm en Hechos Meridiano Quintana Roo de TV Azteca y a las 19:00 en Informativo Turquesa Tercera Emisión. Mientras tanto cuídese mucho pásela bien y como siempre le mando un fuerte abrazo donde quiera que esté.

José Martín Sámano Titular de Noticias Azteca Q Roo y Conductor de la 3ra emisión de Informativo Turquesa.

@jmartinsamano