PROTESTAN TRABAJADORES EN ZONA HOTELERA POR MALOS TRATOS

0
23

Alrededor de 60 personas se manifestaron contra presuntos abusos por parte de un hotel.

Luego de seis horas de paro, alrededor de 60 trabajadores del hotel Emporio, ubicado en la zona hotelera de Cancún, se incorporaron a sus labores tras protestar contra supuestos maltratos, abusos y despidos injustificados de la empresa. 

Alrededor de las 7 de la mañana, un grupo de trabajadores de las áreas de cocina, áreas públicas y camaristas, denunció las situaciones arriba mencionadas e, incluso, que sus superiores pagan salarios con parte de las propinas, lo que ocasionó el descontento de la plantilla laboral y el despido de dos elementos.

“Son muchísimos abusos y ya basta, estamos hartos y queremos justicia (…) Que se nos pague lo que es, que nos paguen la propina como es, que nos traten con dignidad y respeto”, describió Eric Arenas García, bell boy en paro.

En este paro participaron Pedro Pablo Caamal y Cecilia Gutiérrez, quienes se desempeñaron como meseros hasta ayer, que fueron despedidos del hotel, según ellos, de manera injustificada, pese a que laboraban sin descansos y firmaban un contrato cada mes.

Los tres coincidieron en que los casi 550 trabajadores del hotel sufren situaciones similares, pero no se manifiestan por temor a las represalias.

Patricia Abarca, directora corporativa de Recursos Humanos, acusó de ilegal este paro, el cual ocasionó daños y perjuicios al hotel. Incluso, dijo que esta protesta se originó por “versiones infundadas” sobre las propinas y descartó las acusaciones de los trabajadores.

Sobre el pliego petitorio, que según los inconformes y dirigentes de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) –sindicato que tiene 360 trabajadores de ese hotel afiliados y que entregaron a los directivos del hotel desde diciembre sin obtener respuesta–, Abarca señaló que se comprometió a sentarse a revisar y negociar este documento la semana siguiente.

Asimismo, ratificó el derecho de la empresa de terminar la relación laboral con aquellas personas que no cumplen con el desempeño requerido.

“Se platicó con ellos, de ninguna manera es injustificado, se tuvieron bases”, y agregó que Cecilia Gutiérrez sí había aceptado su renuncia al aceptar el dinero de la liquidación.

La gerente acusó de ilegal este paro de labores, ya que no se avisó ni a la empresa ni a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) estatal, a lo que respondió Noel Pinacho Santos, secretario del Interior de la CROC, que está en trámite el emplazamiento a huelga.

Luego de horas transcurridas y personal de la Procuraduría Auxiliar de la Defensa del Trabajo y de la Dirección del Trabajo, se acordó formar una comisión tripartita para solucionar el conflicto.