REALIZAN MANTENIMIENTO EN SANTUARIO DE LA TORTUGA MARINA XCACEL-XCACELITO

0
17
La Secretaría de Ecología y Medio Ambiente a través del Instituto de Biodiversidad y Áreas Naturales Protegidas informa a la ciudadanía que el Área Natural Protegida Santuario de la Tortuga Marina Xcacel-Xcacelito, permanecerá cerrada con el objetivo de realizar adecuaciones y mantenimiento en la zona terrestre y de costa, así como en la infraestructura.
La conservación de los recursos biológicos constituye un paso significativo en los esfuerzos que se realizan a favor de Xcacel-Xcacelito para fortalecer la relevancia que tiene la conservación del patrimonio natural, a fin de brindar más y mejores oportunidades a todos los quintanarroenses.
Ésta Área Natural Protegida Estatal tiene una superficie de 362 hectáreas de selva y playas donde se encuentran manglares, cenotes y arrecifes coralinos.
Posee playas de más de 15 metros, vegetación con algún estatus de protección como la palma Kuká (Pseudophoenix sargentii), la selva de palmas chit (Thrinax radiata) y ecosistemas de manglar como el mangle rojo (Rhizophora mangle), mangle negro (Avicennia germinans), mangle blanco (Laguncularia racemosa) y botoncillo (Conocarpus erectus). Tiene 64 especies de corales en el área, 3 con estatus de protección especial. Los cuales son: Plexaura homomalla, Acrophora palmata y Acrophora cervicornis.
Durante 20 años ha propiciado la conservación de las especies de tortugas caguama (Caretta caretta) y blanca (Chelonia mydas). En 2017 se liberaron 192 mil 947 crías.
En 2018 con la colaboración de Flora, Fauna y Cultura de México A. C., se tienen protegidos aproximadamente 68 nidos de la especie de tortuga caguama y 4 nidos de blanca, cada nidada tiene entre 130 y 150 huevos.
Desde 1998 se decretó Área Natural Protegida con la categoría de Zona Sujeta a Conservación Ecológica; posee como característica peculiar afloramientos de agua subterránea a la orilla del mar, que propicia condiciones muy particulares para el crecimiento de vegetación acuática, abundancia en peces juveniles y corales, algunos considerados como especies amenazadas.