¿SIN EXPERIENCIA Y SIN EMPLEO?

0
88

Supera la crisis del recién egresado.

¿Te falta experiencia porque no te dan empleo? ¿No te dan empleo porque no tienes experiencia? Te decimos cómo romper este círculo vicioso.

Terminar una licenciatura o carrera técnica es el objetivo de muchos jóvenes. De acuerdo con datos de Observatorio Laboral al segundo trimestre del 2016, el ingreso promedio mensual de los profesionistas es de $10,854.

¿Pero qué sucede cuando después de invertir esfuerzo, tiempo y dinero en educación, no logramos encontrar un buen empleo?

La “crisis del recién egresado” es una etapa difícil que enfrentan jóvenes profesionistas para integrarse al mercado laboral. Tienen altas expectativas sobre su futuro profesional, pero tienen poca o ninguna experiencia y dificultad para colocarse.

El resultado: estrés, frustración y rezago.

Aunque el panorama parece desalentador, recuerda: todos los grandes profesionistas, emprendedores y líderes de hoy empezaron en algún lugar y vivieron historias de fracaso.

Te damos algunas ideas clave para reducir el impacto de la “crisis del recién egresado” en tu vida profesional:

Empieza a trabajar cuanto antes. Muchas empresas están en busca de talento fresco, y aunque no ofrecen un gran salario, permiten a estudiantes de últimos semestres y recién egresados obtener experiencia e incluso ser contratados más adelante.

Aprende a hacer un buen currículum. No tener experiencia no es pretexto. Enfoca tu primer CV en logros escolares y objetivos laborales a futuro, de ese modo el reclutador identificará tu afinidad con el puesto y conocerá tus competencias.

No dejes trunca tu preparación profesional. Si no has terminado tu carrera, es momento de retomar tus estudios, actualmente existen opciones online que te facilitan estudiar y trabajar al mismo tiempo.

Investiga cómo se pagan tus conocimientos. Hay áreas laborales que son bien remuneradas, incluso para los recién egresados. Se trata de sectores de alta demanda de profesionistas como ingenierías y ciencias exactas.

Pero hay otros mercados laborales con más profesionistas que puestos de trabajo, ahí es cuando se reducen los salarios. Investiga cómo se paga en tu profesión para que cuando busques empleo tengas una expectativa real de la remuneración que podrás percibir.

Aprende más de lo que te enseñan en la escuela. Tu formación universitaria es valiosa, pero el mercado laboral actual demanda cada vez más competencias, por ejemplo, el dominio del inglés, uso de programas de cómputo especializados, habilidades de comunicación y administración de proyectos entre otros.

Identifica los conocimientos clave en tu industria y busca un diplomado o certificación que te permita adquirirlos.

Cuida tu imagen: personal y virtual. No solo importa verse profesional a la hora de la entrevista. Revisa tus redes sociales, tus perfiles en línea y tu información en la red, los reclutadores, igual que tú, están más conectados a la red y buscarán más información sobre ti.