“SÓLO AL 10% DE LA GENTE QUE CONOCES LE CAES MAL”

0
280

¿Te has preguntado por qué en ocasiones se atraviesan en nuestras vidas personas que nos resultan insoportables, personas que pareciera que dedican su vida, sus esfuerzos, sus energías, a hacernos la vida imposible?

Algunos autores defienden la idea de que es por la ley de la atracción. ¿Cómo es esto? Te explico: si cuando tienes problemas te la pasas quejándote, entonces atraerás gente quejumbrosa, personas acostumbradas al chantaje emocional.

Una forma de identificarlas es observando si son personas con múltiples conflictos sin resolver, que pretenden mantener o agrandar su imagen a costa de lamentarse de todo, chantajear emocionalmente; tienen miedo de ser agredidas o afectadas de alguna u otra forma y es por eso que se la viven dañando a los demás.

Uno de los tips que te doy para identificar si en una conversación estás frente a alguien tóxico o alguien que podemos denominar “persona difícil”, es preguntarte si su presencia fomenta el amor y la armonía; de esta forma podrás revisar qué tan pertinente es que abras tus oídos a escucharle, ya que si esa persona denota la imagen, honra y dignidad de gente que no está presente, entonces no es una presencia positiva que fomente estos dos conceptos (amor y armonía); seguramente hace lo mismo hacia ti a tu espalda.

Pregúntate si es fácil convivir con esa persona y si la respuesta es dudosa o en ocasiones es “no”; entonces no es una persona que sume a tu vida; aléjate de ella en forma diplomática si es que no puedes hacerlo de manera tajante. Recuerda que todos somos energía y que si de manera constante estás recibiendo mensajes negativos llegará el punto en el que tú mismo los creas, haciendo una falsa realidad.

Estas personas pueden estar más cerca de ti de lo que crees. Puede ser que las tengas hasta en tu propio hogar; recuerda que todos tenemos un toque tóxico en nuestra personalidad. No te preocupes, aquí te voy a decir cinco características de una persona difícil y si convives con ella podrías evitar que su toxicidad llegue a ti.

1. Tiene “arranques”. Con frecuencia avienta cosas y humilla. Se percibe un ambiente complicado, tenso o de miedo cuando esta persona parece.

2. Se enfoca sin cesar en las fallas de los demás y rara vez en los aciertos. No siente reconocimiento ni admiración por alguien que no comparte sus costumbres ni su forma de pensar; es decir, a todo lo diferente le “lanza una piedra”.

3. Se queja de manera continua de quienes no son o piensan como ella.

4. Utiliza el chantaje emocional para valerse de la empatía de los demás para hacerse escuchar y obtener así todo lo que quiere.

5. En repetidas ocasiones te dice que te quiere mucho, y que sin ti no podría vivir, pero sus actos no son acordes con sus palabras. Frente a ti te habla con tono y sentido de amor, pero a tu espalda dice todo lo contrario de ti, al igual que habla mal de aquellos que no están presentes en ese momento.

El ser humano tiene la necesidad innata de ser social, de pertenecer a un grupo; por ello en ocasiones toma decisiones incorrectas, mira con ojos de bondad a personas incorrectas.

Algunos autores señalan que del 100% de las personas que conoces al 80% les caes bien, al 10% les eres indiferente y al otro 10% les caes mal.

Entonces no tienes por qué preocuparte por el 10% al que no les caes bien. Muy probablemente sean ellos personas difíciles, gente que quiere hacerte la vida complicada. Enfócate más bien en el otro 80% para evitar caer en el torbellino emocional que a las personas difíciles les gusta disfrutar.

¡Quiérete! ¡Apapáchate!