SUPERVISA CARLOS JOAQUÍN LA REHABILITACIÓN Y LA MODERNIZACIÓN DE CAMINOS EN EL SUR

0
66

Habitantes de comunidades rurales del municipio de Othón P. Blanco, como Consuelo Novelo Hernández, reconocieron la importancia de mejorar un camino o tramo carretero para su vida cotidiana.

“Como ustedes pueden ver, ahora luce bien la carretera. Antes, las calles estaban todas feas, todas ‘bachudas’. Había pacientes que ni llegaban al hospital, se morían en el camino”, expresó la también integrante del comité de Contraloría Social de Tres Garantías, municipio de Othón P. Blanco.

Por su parte, Isabelino Hernández Montesinos, residente en Tomás Garrido, comunidad donde se registra una población de apenas 285 habitantes, relató que antes, ante el pésimo estado de los caminos, en días de lluvias, los choferes del transporte público y los que surtían mercancías amenazaban con dejar de circular, porque corrían el riesgo de volcarse o atascarse.

“Con el nuevo camino, en el camión hacemos dos horas y en carro particular hora y media”, dijo, tras comentar que la demanda ciudadana llevaba más de 15 años sin ser resuelta por gobiernos anteriores.

En el marco de una gira de supervisión de obras de conservación de la carretera que va del entronque Chetumal-Escárcega a Tomás Garrido, la rehabilitación del camino de Laguna Om a Tomás Garrido y la modernización del camino rural San José de la Montaña-Tomás Garrido-Dos Aguas, en el municipio Othón P. Blanco, el gobernador Carlos Joaquín indicó que la reconstrucción y la modernización de caminos mejora la conectividad entre localidades, brinda seguridad a la movilidad de personas, y al traslado de productos y servicios.

En la rehabilitación y la modernización de caminos, con beneficio directo para más de mil 500 personas de la zona sur de Quintana Roo, se aplicarán 26 kilómetros de carpeta asfáltica o seis mil 500 metros cuadrados de reconstrucción y bacheo, que permitirán que las familias transiten por caminos más seguros, y las condiciones viales mejoren para peatones y automovilistas.

Tras escuchar las demandas de la población en diversas obras, Carlos Joaquín explicó que se invierten 76 millones 874 mil pesos en estas obras que contribuyen a disminuir la desigualdad entre las comunidades rurales y las zonas urbanas.

La supervisión directa de la contraloría social permite el manejo honesto de los recursos y el combate contra la corrupción.