¿TE MUERDES LAS UÑAS?, QUIZÁS YA NO DEBERÍAS HACERLO

0
227

La onicofagia, el nombre científico de la manía que tienen algunas personas de “morderse las uñas”, puede provocar, no solo la deformación de los dedos y la alteración de su anatomía, sino serios problemas a la salud, incluidas enfermedades bacterianas e infecciones graves.

Para algunas personas, morderse las uñas es una vía de escape ante los problemas cotidianos, preocupaciones o sentimientos negativos, pero hacerlo constantemente y por periodos prolongados trae consecuencias graves, principalmente en dientes o dedos y hasta favorecer la proliferación de bacterias.

En los dientes provoca que los incisivos superiores e inferiores se desgasten, se deformen e incluso se perforen y se formen caries. Por otro lado, los dedos pueden deformarse y alterar su anatomía con la aparición de panadizos, padrastros y verrugas.

Algunas personas suelen presentar dolores en los dedos y tienen problemas al intentar tomar algún objeto, abrir un envoltorio, usar herramientas, escribir en la computadora o en el celular.

Además, en las uñas proliferan bacterias al estar en contacto con objetos contaminados, puede desarrollarse Salmonella y la E. Coli, que ocasionan serios problemas en diferentes órganos del cuerpo, los cuales pueden llegar a complicarse.

Como dejar de morderse las uñas:

  • Los esmaltes con sabores amargos.
  • Mantén tus uñas cortas.
  • Reemplaza este hábito por otro. (Puedes beber un traguito de agua o tomar un aperitivo saludable)
  • Mastica chicles.
  • Prueba varios ejercicios de autodominio.
  • Hazte la manicura.

Así que ya sabes, para la próxima vez que quieras morderte las uñas, piensa en todos los daños que podría causarte.