Tormenta tropical Erika toca tierra en el Caribe y se dirge a la costa de Florida

0
36

Debido a su probable debilitamiento a su paso por República Dominicana, los meteorólogos no prevén que Erika llegue a Estados Unidos como un huracán.

 La tormenta tropical Erika azotó el viernes Puerto Rico y las Islas Vírgenes con fuertes lluvias y vientos, avanzando por el Caribe con rumbo aparente hacia la República Dominicana, el norte de Haití y, potencialmente, el sur de Florida, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Debido a su probable debilitamiento a su paso por República Dominicana, los meteorólogos no prevén que Erika llegue a Estados Unidos como un huracán.

Sin embargo, aún podría golpear la zona de Miami con vientos sostenidos de 97 kilómetros por hora (kph) el lunes, antes de avanzar hacia el norte por la península de Florida, afectando a los célebres parques temáticos de Orlando.

Por esta razón, el gobernador del estado, Rick Scott, declaró el estado de emergencia.

El mayor riesgo son las fuertes precipitaciones sobre el norte de Haití y República Dominicana, con hasta 30 centímetros en algunas zonas.

Esta situación podría provocar “lluvias torrenciales y aludes de barro que podrían amenazar la vida”, informó el CNH, con sede en Miami.

Funcionarios de emergencia estaban buscando muchas personas desaparecidas tras los corrimientos de tierra que afectaron a la pequeña y montañosa isla de Dominica el jueves, afirmó el primer ministro, Roosevelt Skerrit, en una emisora radial.

Ríos desbordados y desprendimientos de tierra arrasaron con varias carreteras y ríos allí, y el ministro de Turismo, Robert Tonge, publicó fotografías y videos en Facebook que mostraban inundaciones generalizadas en la capital.

Los meteorólogos llevan varios días describiendo a Erika, la quinta tormenta con nombre de la temporada 2015 de huracanes del Océano Atlántico, como un fenómeno inusualmente difícil de predecir por la alteración de los patrones de viento y su interacción sobre la tierra, que debilita un tormenta, sumado a la presencia de agua caliente, que aporta energía extra.

Erika se acercaba el viernes a Santo Domingo, capital de República Dominicana, con vientos sostenidos de 80 kph, señaló el CNH.

Los expertos creen que Erika tomará ahora un rumbo que le llevará por la montañosa República Dominicana y el norte de Haití, rozando la costa oriental de Cuba mientras recobra intensidad con las cálidas aguas de las Bahamas y el Estrecho de Florida.

El CNH señaló que es probable que Erika se debilite “y pueda disiparse, incluso, en las 12 ó 24 próximas horas”.