UN PRIVILEGIO TRABAJAR CON TARANTINO: DEMIAN BICHIR

0
77

El actor mexicano Demian Bichir consideró “un privilegio de principio a fin” trabajar con el reconocido director estadunidense Quentin Tarantino en la película The Hateful Eight, que se estrenará en Estados Unidos.

“Un orgullo y una gran emoción haber sido dirigido por uno de los más grandes directores en el mundo”, aseveró Bichir en entrevista con Notimex en un hotel de Beverly Hills, donde habló sobre su personaje “Bob el mexicano”, malencarado y con acento marcado.

El actor explicó que para una de sus escenas con Tarantino tuvo que aprender a tocar en piano “Silent night” con un solo dedo. Su entrega fue tal que la ensayó con tres versiones distintas que presentó a Tarantino.

“Al final de cuentas uno lo que quiere es trabajar con gente que admira y con directores que han marcado un camino en la cinematografía mundial”, confesó Bichir, nominado en 2011 al Oscar por “A better life”.

“Quentin siempre tiene un estilo muy especial. Es de los maestros del cine y como actor uno se tiene que adaptar como juegan ellos y como hacerlo bien”, consideró.

“No importa cuántos riesgos te guste tomar si no hay un director generoso, un director amoroso, valiente y completamente libre no puedes tomar esos riegos los tienes que tomar con él”, indicó.

Bichir compartió que cuando trabajó en 2013 con Robert Rodríguez en “Machete kills”, él le decía maravillado por algunas de las escenas que filmaba: “¡Eres un personaje de Tarantino!”.

“Yo en respuesta y en tono de broma le decía ‘pues ya hablale de mí’. Así que ahora estoy feliz de haber trabajado con Tarantino que es un genio”, insistió.

Cuestionado respecto a que si tras lograr la nominación al Oscar, trabajar con Tarantino y tener importantes series de televisión puede escoger y desechar papeles señaló: “Siempre lo he hecho. Me he dado ese gusto, es una libertad que te adjudicas nadie te la tiene que dar, uno decide lo que quiere y así me he mantenido por mucho tiempo”.

En la cinta de 175 minutos, Tarantino muestra a un puñado de estadunidenses en medio de la nieve luchando, a través de la paradoja de la postguerra civil, sobre sus concepto de raza, violencia y justicia.

FUENTE: EL UNIVERSAL