VA A LA BAJA EL MERCADO DE SPRING BREAKERS EN Q. ROO

0
30

Señalan que este sector de turismo no es compatible con los costos de los hoteles.

Cerca de 20 mil spring breakers arribarán a Quintana Roo a partir de febrero, una cifra menor a los 120 mil que hace 10 años llegaban a pasar fin de curso a las playas, de acuerdo con la Secretaría de Turismo en Quintana Roo (Sedetur).

Marisol Vanegas Pérez, secretaria de Turismo en la entidad, mencionó que cada año va a la baja, ya que comparado con el año anterior serán aproximadamente dos mil menos, y esto es porque el sector hotelero le apuesta a otros segmentos.

Para la funcionaria este mercado no es compatible con la modalidad del Todo Incluido ni con los costos de los centros de hospedaje, además de que complica la convivencia con otros mercados que se hospedan en el mismo sitio, además de que el gasto que buscan empresarios y autoridades son superiores a los de un estudiante.

“Sin embargo, ahora están migrando hacia otros destinos, por lo que cada año será menor el número de spring breakers que lleguen al destino, ya que Quintana Roo no está prefiriendo que crezca”, explicó.

Afirmó que el número de turistas hacia la entidad va a la alza, por lo que la llegada en menor proporción de los spring breakers no preocupa.

Roberto Cintrón Gómez, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, mencionó que hay hoteles que aún reciben este mercado en las temporadas de febrero a abril, sin embargo, este era un mercado de moda y con el paso de los años era evidente que bajara.

“La llegada de los estudiantes a Cancún aún es decisión de los padres y obviamente por temas de seguridad, no creo que sea la mejor opción, ya que la percepción de inseguridad en el exterior del destino es diferente”, explicó.

Hay lugares que se han abaratado y otros que se convierten en los sitios de moda a visitar, lo que lleva a tomar la decisión de ir a otras partes, sumado a que se cree que algunos puntos de la entidad son peligrosos.

El gasto promedio de estos visitantes, que provienen principalmente de Nueva York, Texas y California, es de 200 dólares por toda la estancia, una derrama menor al gasto promedio del vacacionista que es de mil 500 dólares.