VACUNAS SON INNECESARIAS; NO QUIERO ESE VENENO’, AFIRMAN ANTIVACUNAS

0
24

El movimiento antivacunas tiene su origen en 1998, cuando el médico británico Andrew Wakfield publicó un estudio en la revista The Lancet en el que aseguraba que la vacuna triple viral estaba asociada a la aparición de autismo en los niños.

El estudio se convirtió en una de las bases para el movimiento antivacunas, padres en todo el mundo comenzaron a no vacunar a sus hijos.

No obstante, una investigación periodística realizada en 2007 reveló que el médico había manipulado los datos de los participantes para obtener resultados y poder demandar a las farmacéuticas que fabricaban vacunas. Posteriormente, Andrew Wakfield perdió su licencia médica.

Sin embargo, hay personas como el doctor estadounidense Lawrence Bakur, de 68 años, que apoyan el movimiento antivacunas.

Estas son personas que han despertado a los peligros de la vacunación y están liderando el camino para el resto de la población; están abriendo puertas a la verdad y eso es algo muy bueno”, afirmó.

El doctor cree que el cuerpo humano tiene la capacidad inherente de tratar con lo que venga en el camino y afirma que “las vacunas están llenas de toxinas dañinas y no quiero ese veneno en mi cuerpo”.

De hecho, aseguró, que el no vacunarse no ha mermado su salud, ni la ha disminuido en absoluto, dijo, en muchos sentidos ha mejorado.

Por supuesto, comer los alimentos correctos y cuidarme física, emocional y espiritualmente desempeña un papel importante en el mantenimiento de la salud”, aseveró.

Señaló que cada quien es responsable de su cuerpo y su bienestar, por lo que pidió informarse antes de tomar cualquier decisión, sin embargo, reiteró que la gente debería pensárselo dos veces antes de vacunarse, porque pueden dañar particularmente a los niños.

FUENTE: EXCÉLSIOR.MX