32.8 C
Cancún
jueves, junio 13, 2024

Header Ad

- Advertisement -

Cozumel en jaque: alianzas y cambios de marea, Juanita y Chacón

La política es un juego de estrategia, y en este juego, Juanita y José Luis parecen haber movido sus piezas con la precisión de un relojero suizo, mientras que Perla y Pedro aún están tratando de montar el tablero

En una jugada maestra digna de un ajedrecista de parque con varios torneos en su haber, la política cozumeleña nos entrega una alianza que podría hacer que Maquiavelo se sonroje de envidia (o de pudor, quién sabe). Hablamos de la unión real entre la actual edil de la isla de las golondrinas Juanita Alonzo y José Luis Chacón, quien irá en búsqueda de la presidencia municipal abanderado por Morena y sus aliados, quienes han encontrado en sus corazones políticos un lugar para el entendimiento mutuo y la visión compartida para llevar a Cozumel hacia nuevos horizontes de progreso.

Ambos maristas, gente de valía y parte real del proyecto transformador de Morena, gente con hartas horas de vuelo y que en el caso de José Luis Chacón estará dando continuidad a lo hoy trazado por Juanita Alonzo, demostrando madurez política y anteponiendo al marismo y a Cozumel.

Mientras que algunos críticos podrían llamar a esto una utopía digna de Thomas More, los que apuestan a la esperanza ven en esta alianza la fórmula que podría transformar la isla de las golondrinas en un edén político, un jardín donde florece la honestidad y la buena voluntad por encima de la ambición personal.

La edil de Cozumel y el futuro alcalde se han convertido en el nuevo dúo dinámico de la política local, eclipsando con su brillo el desgastado y polvoriento camino que alguna vez transitó la oposición. ¡Ah!, la oposición, donde Perla y Pedro, con sus carreras políticas que parecen sacadas de una telenovela de baja producción, nos han brindado más giros argumentales que una novela de Agatha Christie.

Mientras Perla y Pedro, ese dúo cómico involuntario, siguen presentando un espectáculo que haría que cualquier payaso profesional tomara notas, siguen dando pena y donde se paran son casi, casi, recibidos a jitomatazos, según nos cuentan Heraldos de XLaLibre.

En Cozumel, la gente no es tonta y se explica lo hipócritas que están siendo Pedrito y Perlita, en su alianza de ocasión que, como castillos de arena, se desmoronan al primer oleaje.

La política es un juego de estrategia, y en este juego, Juanita y José Luis parecen haber movido sus piezas con la precisión de un relojero suizo, mientras que Perla y Pedro aún están tratando de montar el tablero. La diferencia es palpable y el futuro, al menos por ahora, parece prometedor. Cozumel se merece este nuevo capítulo, y los cozumeleños, espectadores atentos, están listos ya que los isleños saben vivir con total efervescencia la política.

El ajedrez político quintanarroense: marejadas y juegos de tronos

¡Vaya, vaya! El tablero político de Quintana Roo está más revuelto que un coctel de frutas en temporada alta. La XVII Legislatura agoniza como un final de telenovela, con el fantasma del que muchos consideran el peor exgobernador, Carlos Joaquín González, susurrando en cada esquina del Congreso. Pero, ah, la esperanza nunca muere y ya se vislumbra en el horizonte la XVIII Legislatura, que promete, o al menos así lo pintan, ser la luz al final del túnel.

En los dominios de Morena y sus aliados, donde reacomodos y movimientos de ajedrez a última hora evidencian una coreografía política más improvisada que un baile en una fiesta de pueblo, las listas plurinominales se han definido. Y parece ser que tienen más cambios de último momento que los cambios de clima en un día de primavera en el Caribe.

Jorge Sanén, abanderando el número uno de Morena, un agente de consensos, el embajador del marismo sin diluir. Por el Verde, en su arca de Noé particular, Renán Sánchez Tajonar y Gabriela Mora Castillo buscan refugio legislativo, mientras el PT, en un acto de desorden digno de una venta de garage, sube y baja candidatos como quien no quiere la cosa, evidenciando una lealtad a Carlos Joaquín tan clara como el agua de las playas de la Riviera Maya.

¡Oh sorpresa! Nos topamos con Jaqueline Estrada, la estrella de la cultura que, como quien cambia de canal, pasa de la dirección del Instituto de Cultura y las Artes a buscar una diputación. Un premio de consolación, ¿o será de continuación? Porque en la política, amigos, nadie se retira, sólo se reciclan.

Los joaquinistas se despiden, algunos, como Yohanet Torres Muñoz, con una diputación local comprada en el supermercado político del partido del tucán, y otros, como su asistente principal, se lanzan a la aventura federal con Movimiento Ciudadano, en un claro guiño a Carlos Joaquín, quien, aunque lejano, sigue jugando sus cartas.

En fin, la XVIII Legislatura tiene el escenario preparado, y la expectativa es alta. Después de todo, tras la tempestad de la XVII, que nos dejó un espectáculo político y administrativo más desgarrado que una red de pescador vieja, la esperanza es lo último que se pierde. ¡Que comience el show!

Curva peligrosa…

En las entrañas del PRI y del PAN, donde el liderazgo y el consenso son tan escasos como los días lluviosos en el Caribe, la candidata a senadora Mayuli Martínez Simón se encuentra más sola que un náufrago en la isla de la desolación.

Es tal la sequía de acuerdos en el “Prian”, que no han sido capaces ni de encontrar una fórmula que acompañe a Mayuli en su odisea reelectoral. Va por la vida política recogiendo simpatías con la misma alegría que uno recoge sargazo en las playas de Quintana Roo: con resignación.

Seis años tuvieron que pasar para que Mayuli recordara que ocupaba un escaño en la cámara alta, y qué recordatorio más oportuno con las elecciones en el horizonte. ¡Ah!, pero no nos dejemos engañar, el arte de vegetar en el Senado sin dejar huella alguna es una habilidad que Mayuli ha perfeccionado con la maestría de un escultor que olvidó su cincel.

A este paso, la senadora podría dar cátedra en el arte de la invisibilidad legislativa, aunque, ¿de qué sirve una cátedra cuando el auditorio ha olvidado tu nombre? ¡Bravo, Mayuli! La magia de la desaparición política nunca fue tan… inadvertida.

Joaquin Quiroz
Joaquin Quiroz
Periodista, analista político, columnista, orgullosamente quintanarroense.

Related Articles

Stay Connected

435,231FansMe gusta
210,607SeguidoresSeguir
3,484,487SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

Latest Articles