27 C
Cancún
miércoles, febrero 28, 2024

Header Ad

- Advertisement -

La carne roja y su impacto en la salud: Un estudio global pone en alerta

En las últimas cinco décadas, la carne se ha convertido en un elemento fijo en los menús alrededor del mundo, con un crecimiento notable en su producción y consumo. La carne roja, en particular, un ingrediente cotidiano en muchas dietas, se encuentra bajo el escrutinio de la ciencia moderna.

Investigaciones observacionales indican que un consumo excesivo de carne roja puede incrementar el riesgo de enfermedades graves como la diabetes tipo 2, patologías cardíacas y ciertos cánceres. La OMS ha clasificado la carne procesada como un carcinógeno de primer nivel para los humanos, y a la carne roja la ha situado en la categoría 2A, lo que significa que probablemente también posee efectos cancerígenos.

Marianela Ackermann, experta en nutrición, recalca la importancia histórica de la carne roja en la dieta humana, destacando su alto valor proteico y su riqueza en nutrientes esenciales, como el hierro. Sin embargo, el consumo de carne procesada se asocia a mayores riesgos de enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes, en comparación con la carne blanca, que se relaciona con menores riesgos o se considera neutra.

Un estudio reciente de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard subraya estos puntos. Indica que quienes consumen tan solo dos porciones de carne roja a la semana presentan mayores probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2. Este riesgo aumenta con el consumo y sugiere que la sustitución de la carne roja por proteínas vegetales o lácteos en moderación puede reducir este riesgo.

Este estudio, publicado en la revista The American Journal of Clinical Nutrition, reafirma las recomendaciones dietéticas de limitar el consumo de carne roja. Utilizó datos a largo plazo de más de 200,000 personas, concluyendo que un mayor consumo de carne roja se asocia con un 62% de aumento en el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Por su parte, una investigación en Hong Kong encontró que el aumento en el consumo de carne roja procesada se vincula con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2. Este impacto parece ser menos pronunciado en culturas que equilibran su dieta con cereales integrales y verduras.

Estos hallazgos, que resuenan en la comunidad científica global, apuntan a la necesidad de un cambio en las pautas de consumo de carne roja, especialmente la procesada, para mantener un estilo de vida más saludable.

Staff Editorial
Staff Editorial
Periódico ESPACIO pertenece a un grupo editorial que ha construido una nueva forma de hacer periodismo, buscando llevar a los lectores información amable para toda la familia.

Related Articles

Stay Connected

435,231FansMe gusta
210,607SeguidoresSeguir
3,484,487SeguidoresSeguir
- Advertisement -spot_img

Latest Articles